Los Rosacruz y Max Heindel


Fantasía clásica sobre Lemuria, mundo
inspirado en la Teosofia
Como se sabe, la teosofía originada por la Sra. Blavatsky es una visión del mundo ajena a la ciencia, que despectivamente califica de "oficial", para situarse entre algunos conceptos extraídos de la religión hindú y una cierta inspiración de un origen bastante impreciso. 


Max Heindel desarrolló una cosmología a modo de adaptación o interpretación personal de las ideas cosmológicas de la celebre teósofa H. P. Blavatsky con algunas ideas de su admirado maestro el Sr Rudolf Steiner. Su libro contiene algunas ideas originales pero en general podemos remitirnos a los estudios de la Sra. Blavatsky o a lo que desarrolló, en forma también algo personal, aunque con mas detalle y con mas fidelidad, su secretaría Anie Besant.



Hepiciclos planetarios

La teosofía establece, dogmáticamente, una génesis y evolución del universo, en forma paralela a la génesis y evolución del hombre, establece un sistema cíclico, con ciclos dentro de otros ciclos que recuerdan la astronomía pre-copernicana, con sucesivos ascensos o periodos de evolución y descensos o periodos de involución. En la segunda parte de este libro el Sr Heindel nos explica la génesis y evolución del sistema solar:

"Este sol visible, aunque es el campo de evolución de seres muy por encima de hombres, no es, de ninguna manera, el Padre de los otros planetas, como supone la ciencia. Al contrario, el mismo es una emanación del Sol Central, que es la fuente invisible de todo lo que es nuestro Sistema Solar"
(Max Heindel: "Concepto rosacruz del cosmos, o ciencia oculta cristiana", Editorial Kier, 1978,  pag 223) 
"Cuando los seres de un planeta han evolucionado en grado suficiente, el planeta se convierte en un sol."
El Sol 


La idea de un sol visible y otro invisible, que llama Sol Central, es posible que proceda de la teoría de las correspondencias de Swedenborg, pues guarda cierta similitud con dicha teoría, aunque salvando las distancias.
El Sol Central a que se refiere Heindel aquí podría equipararse al sol espiritual de Swedenborg, del cual se emana "amor" y "verdad" en correspondencia al calor y la luz del sol material. Heindel no distingue con precisión las causas materiales de las causas espirituales lo que le lleva a cierta confusión en relación con el origen del sistema solar.

Emanuel Swedenborg

Mientras que en Swedenborg, estas analogías llevan a un dibujo bastante preciso y comprensible de su concepción del mundo espiritual (ver su obra principal "El cielo y el infierno) y al encaje del cristianismo como doctrina espiritual y universal, al Sr Heindel todas estas ideas, muy minuciósamente elaboradas, lo lleva a su particular y algo materialista explicación del origen de las razas humanas y a la existencia, según su ideario racista, de unas superiores y otras inferiores, en concreto a su creencia en la supremacía natural de las razas anglosajona y teutónica sobre todas las demás.

En la ultima fase de la evolución cósmica, la mas próxima a nosotros, el Sr. Heindel, siguiendo como siempre a H.P.B. (Blavatsky), sitúa tres razas: los Lemures (mas antiguos y en extinción), a los Atlantes, mas modernos y precursores de los Arios actuales, que serian los humanos del futuro, según esta cosmogonía:

Sistema racial de la teosofía: Razas y Subrazas
(Jinarajadasa)

Al mezclar estas ideas con conceptos bíblicos resulta un compuesto interesante, según esta teoría los Lemures (no olvidemos que antes nos ha explicado que los "negrillos", "negritos" y los "negros" actuales son vistos por el Sr. Heindel como un remanente degenerado de esa raza) provocaron el pecado original, "la caída del hombre": 
"Esta es, cabalísticamente descripta, la experiencia de una pareja, la que, por  supuesto, representa a la humanidad. La clave se encuentra en el versículo en el que el Mensajero de los Dioses dice a la mujer: Parirás con dolor". ..."Cuando "sus ojos fueron abiertos" ... y ... abuso de la función sexual, empleándola para gratificar sus sentidos, siendo el resultado de todo esto que el dolor acompaño al proceso de gestación y nacimiento." pag. 245
Hipótesis de la situación geográfica  de Lemuria
según algunos teósofos

Aquí vemos un primer esbozo de su antropología racista: los Lemures dieron lugar a los atlantes y estos a los Arios. En estos pasos, una parte, los "adelantados", pasan a la fase siguiente sin problemas, `pero quedan algunos "rezagados", que no pueden pasar del todo y constituyen en cada fase especies animales o "humanos inferiores". Estos "lemures heindelianos", no son los lemures genuinos de la teosofía, pues esta enseña que los lemures eran seres de un mayor grado de espiritualización que la humanidad actual y con extraordinarios poderes psíquicos. Esta es, en síntesis, la idea del racismo rosacruz, tal como nos lo cuenta el Sr. Heindel:

"Lo que hemos dicho acerca de la iluminación de los Lemures se aplica únicamente a la menor parte de aquellos que vivieron en la última parte de aquella Época, quienes fueron la simiente de las siete razas atlantes. La mayor parte de los Lemures eran análogos a los animales, y las formas ocupadas por ellos han degenerado en la de los salvajes y antropoides actuales."

Aquí se indica, de forma auténticamente espeluznante la similitud que el Sr. Heindel ve entre antropoides y salvajes, de forma que quien asumiera esta idea, ¿que reparo moral tendría en asesinar nativos, en cualquier lugar donde se encontrase.? No debemos olvidar que la caza y asesinato de aborígenes en Australia, fue un deporte aceptado, incluso legalmente, por Inglaterra.

Antiguo grabado sobre la colonización de Australia.


"Cuando nace una raza, las formas son animadas por cierto grupo de espíritus que tienen la capacidad inherente de evolucionar hasta cierto grado, pero no más allá. No puede haber estancamientos de ninguna clase en la Naturaleza; por lo tanto, cuando se ha llegado al límite de tal grado, los cuerpos o formas de esa raza comienzan a degenerar, cayendo cada vez mas bajo, hasta que la raza se extingue."
Esta claro, para el Sr. Heindel, que hay unas razas inferiores y degeneradas, que tienen que desaparecer, es ley de la naturaleza que el mismo dogmatiza, así justifica el genocidio de tales pueblos, que el ve  necesario para el progreso de la humanidad.

Fantasia artistica sobre una Lemuria situada en el norte

"La razón no hay que ir a buscarla muy lejos. Nuevos cuerpos de raza aparecen, particularmente flexibles y plásticos, proporcionando gran margen a los Egos que en ellos encarnen para mejorar esos vehículos y progresar en consecuencia. Los Egos más avanzados nacen en esos cuerpos y los van mejorando lo mejor que pueden. Esos Egos son, sin embargo, únicamente aprendices y, en consecuencia, no pueden evitar que esos cuerpos vayan cristalizándose lentamente hasta llegar al límite de perfección que ese cuerpo sea capaz de adquirir. Entonces se crean formas para una nueva raza, para proporcionar a los Egos mayor margen aún, a fin de que puedan aumentar su experiencia y desarrollo. Y los cuerpos antiguos se descartan, convirtiéndose en las habitaciones de Egos menos avanzados, que a su vez los emplean como jalones, a lo largo del sendero de progreso. De esta suerte los antiguos cuerpos de una raza van siendo empleados por Egos de creciente inferioridad, degenerando gradualmente, hasta que por último ya no hay Egos suficiéntemente inferiores como para poder obtener algún provecho al encarnar en tales cuerpos. Las mujeres se hacen estériles y los cuerpos de la raza mueren."
Forma humorista de como un artista ve la evolución
 humana llegando a  un típico  norteamericano con 

"un cuerpo más blando y flexible y un sistema
 nervioso más sensible que cualquier otra raza
 de la Tierra de los tiempos actuales." Max Heindel 

Y por si la teoría no queda clara, el Sr. Heindel nos la ilustra con su ejemplo preferido, la supremacía de la raza teutónica-anglosajona, que ahora deriva hacia la rama "americana", preconizando así la idea imperialista, machaconamente repetida por muchos teósofos,  de que la raza  americana (no la de los nativos sino la de los emigrantes o invasores norte europeos) seria la raza elegida o superior, esto lo evidencia con afirmaciones como esta "La raza teutónico-anglosajona (especialmente de rama americana) tiene un cuerpo más blando y flexible y un sistema nervioso más sensible que cualquier otra raza de la Tierra de los tiempos actuales.",.


Los artistas americanos han sido, sin duda, los mas críticos en presentar a su propia sociedad
 como un nivel  "mas avanzado" de la evolución actual de la humanidad.

El párrafo completo es este:
"Podemos fácilmente trazar ese proceso con ciertos ejemplos. La raza teutónico-anglosajona (especialmente de rama americana) tiene un cuerpo más blando y flexible y un sistema nervioso más sensible que cualquier otra raza de la Tierra de los tiempos actuales. Los indios y los negros tienen cuerpos mucho más duros, y debido a su grosero sistema nervioso son mucho menos sensibles a las heridas. Un indio continúa luchando después de recibir heridas cuyo solo choque hubiera postrado o matado a un blanco, en tanto que el indio se restablece inmediatamente. Los aborígenes australianos son un ejemplo notable de la muerte de una raza, debido a su esterilidad, a pesar de todos los esfuerzos que el gobierno británico está haciendo para perpetuarles."

Aquí se repiten los tópicos absurdos que lanzaran, durante el siglo XIX, los primeros tratadistas del racismo "pseudo-científico": la supuesta insensibilidad de los negros e indios al dolor y la esterilidad de los aborígenes australianos. Estas dos ideas, absolutamente falsas, se repitieron por todos los racistas, teósofos o no, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. La supuesta defensa del Gobierno británico respecto al trato que debía darse a los aborígenes australianos es particularmente una gran hipocresía y falsedad, actuálmente se tiene la suficiente información sobre la colonización británica de Australia para poder afirmar que fué un auténtico genocidio, mayor aun que el genocidio que los anglosajones  cometieron en Norteamérica. Otro tópico común a todos los teósofos es su odio hacia lo hispánico, por lo que cuando hay que cargar contra la raza blanca, es contra la rama española:

"Se ha dicho contra los de la raza blanca que dondequiera que ellos van desaparecen las otras razas. Los blancos han sido acusados de haber ejercido terribles opresiones sobre las otras razas, habiendo, en muchos casos, masacrado a multitudes de nativos indefensos e insospechables -como lo prueba la conducta de los españoles con los antiguos peruanos y mejicanos, si hemos de concretar uno entre tantos ejemplos-. Las obligaciones resultantes de tales abusos de confianza y de la inteligencia y poder superior se pagarán, !oh sí!, hasta el último grano, por los que en ello incurrieron. Más es igualmente cierto, sin embargo, que aún cuando los blancos no hubieran masacrado, esclavizado, martirizado y maltratado a las antiguas razas, estas últimas hubieran muerto por sí solas, si bien más lentamente, porque tal es la Ley de la Evolución, el orden de la Naturaleza." 
El prejuicio anti-hispano es mas propio del mundo anglosajon (Ejemplo de esto es Anni Besant) que del germánico, de hecho los representantes anglosajones de la teosofía cargan sus tintas con mucha mas intensidad que el Sr. Heindel, contra lo español.

No obstante, el prejuicio racista del Sr.Heindel es mas fuerte que su prejuicio anti-hispanico, por eso, para este Sr. parece ser una disculpa que, en cierto modo exonera a los conquistadores españoles de los terribles crímenes que con seguridad cometieron, el hecho de que lo que el llama "razas inferiores", osea los nativos americanos, habrían desaparecido aun sin la ayuda de sus verdugos, ya que:
"La ciencia habla únicamente de la evolución. Pero no considera las líneas de Degeneración, que, con lentitud pero seguramente, están destruyendo los cuerpos que se han cristalizado tanto que no pueden ya mejorarse."

En resumen, la conclusión de esta peculiar teoría cosmológica y antropológica es que los blancos anglosajones y teutones, en especial la rama americana, serian, al parecer del Sr. Heindel, el futuro de la humanidad. Los negros, aborígenes, africanos, etc, serían, para el SrHeindel, seres inferiores y no del todo humanos, que actuálmente estarían en fase de  extinción. 


El "Homo Tontoculus", estado actual de la "evolución humana"
según el genial humorista  Forges

Siendo consecuentes con el razonamiento del Sr Heindel, los hispanos quedariamos a mitad de camino, con su "ego" algo mas maduro que los "egos" de los africanos o nativos en general, pero no tanto como los "egos" de los europeos del norte, quiza medio simios y medio humanos, todo un consuelo que es de agradecer al comentado autor, no obstante , si se me permite la observación, la comparación de algunos humanos con los simios no se si a fin de cuentas es un elogio o es un desmérito (para los simios), lo que si es cierto es que si comparamos los simios con ciertos especímenes humanos, como son los radicales racistas actuales de toda etnia y color,  habría que quedarse del lado de los simios, los cuales ganan mucho mérito en la citada comparación.