La religion entre los egipcios , Giordano Bruno


Giordano Bruno
La tradición judeocristiana deforma la religión egipcia (antigua) al no reconocer su caracter de monoteismo de la inmanencia - Bruno sigue la racionalización de la religión pagana efectuada por Varrón, que se encontraba en la refutación del De civitate Dei agustiniano- y reducirla a politeismo e idolatria:


Varron

"No adoraban a Júpiter como si el fuese una divinidad, sino que adoraban a la divinidad como si estuviera en Júpiter ... Jamás fueron adorados cocodrilos, gallos, cebollas, nabos, sino los dioses y la divinidad en cocodrilos, gallos y otros, la cual divinidad en determinados momentos  y lugares, sucesiva y simultáneamente se encontró, se encuentra y se encontrará en diferentes individuos aunque fuesen mortales.

Dioses egipcios

Las fábulas-mitos son interpretadas erróneamente al hacer una lectura literal de los mismos, con lo cual se pierde la funcion moralizadora y educadora que el mito tenía ante el vulgo como expresión alegórico-poética de la verdad filosófica que establece la inmanencia de la divinidad al mundo y el principio de la mutación general de las formas en la sustancia unica universal. En el "lamento" hermético veía Bruno profetizada esta deformación de consecuencias nefastas para la sociedad:
"¡Egipto, Egipto!, de tus religiones solo quedarán fábulas, increibles además para las generaciones futuras".

Esta inmanencia de la divinidad en la naturaleza y la visión del mundo como expresión de la divinidad y mediador entre esta y el hombre, es la profunda sabiduria filosófica (base de una sana norma moral para el vulgo) que - presente un tiempo y eclipsada después- retorna con Bruno gracias a la recuperacion general de la naturaleza que el copernicanismo hace posible.
(pag 64 introduccion de Miguel A. Granada a la Expulsion de la Bestia Triunfante de Giordano Bruno en Alianza Editorial

La divinidad se cosidera única y se encuentra en todas las cosas de la naturaleza, difundiendose y comunicandose en muchas maneras y por ello tiene nombres innumerables" y por vias innumerables es buscada por razones propias y apropiadas a cada uno, mientras que se le rinde culto y honor con ritos innumerables, ya que innumerables son las clases de gracia que tratamos de conseguir de ella. Por eso se necesita en todo ello aquella sabiduria y juicio, aquel arte, industria y uso de la luz intelectual que el sol inteligible revela al mundo ... Dicho abito se denomina Magia, y esta, en la medida en que trata de los principios sobrenaturales, es divina; en cuanto versa sobre la contamplación de la naturale#za y la penetración de sus secretos es natural y es denominada intermedia o matemática en tanto en que consiste en las razones y actos del alma..." (Giordano Bruno).

Mas adelante el mismo Bruno dice "... los idolatras insensatos y estúpidos no tenian motivos para reirse del mágico y divino culto de los egipcios. quienes contemplaban la divinidd en todas las cosas y en todos los efectos ... y sabian por medio de las especies que hay en la naturaleza recibir los beneficios que deseaban de la divinidad ..." En estos pasajes Bruno recoje los elementos de la tradición erudita del paganismo monoteista que rinde culto a un Dios único bajo multiples formas y ritos adecuados a cada cultura o tiempo. Los ebreos  que tambien toman estos elementos de la religión de los egipcios, aunque deformándola hasta hacerla irreconocible construyen su Cábala a partir de las instrucciones de Moises, quien se habia educado como los nobles egipcios de su tiempo.

La naturaleza es pués, para los egipcios, el lugar donde siempre el hombre entra en contacto con Dios, la unica via de acceso a la divinidad. Este planteamiento científico-ecologista resulta de una gran actualidad a la vista de los desastres que esta produciendo la dominante concepcion materialista del desarrollo y del progreso y el alejamiento del espiritu religioso, ahogado en mero ritual y organización buracratica y alejado casi por completo de los problemas y la realidad del momento.
La perdida de la sabiduria egipcia dejó tan solo, como los restos de un naufragio, tan solo los mitos y las fábulas, que en su contexto tenian un sentido moral y educador . Pero los judios y cristianos han distorsionado y deformado, al sustituir su significado alegorico por una lectura literal cuyos efectos morales son profundamente perniciosos.

Notas de Miguel A. Granada, la Expulsion de la Bestia Triunfante de Giordano Bruno en Alianza Editorial