La mujer introvertida



"Maneras tranquilas, caracter no facil de descifrar, ocasionalmente critica y hasta sarcastica. Aunque el mal humor se advierta en ella a veces de un modo muy perceptible, no es, sin embargo, caprichosa, ni evidencia desasosiego... ni amiga de regañar. Difunde la tranquilidad en torno a ella e inconscientemente consuela y remedia. Mas sobre esta sobrehaz dormitan el afecto y la pasión. Su naturaleza sentimental madura léntamente. Con la edad gana su caracter en seducción. Es "simpática" es decir, comparte el sentimiento y la vivencia ajenos.

Los peores caracteres femeninos se incluyen en este tipo. Son las mas crueles madrastras. Son tambien las mas amantes madres y esposas, pero sus pasiones y afectos son tan fuertes que arrastran a la razón. Aman demasiado pero odian también demasiado. Los celos pueden convertirla en una fiera.

Cuando odian a sus hijastros son capaces de martirizarlos físicamente hasta la muerte. Donde la maldad no se impone, la moralidad misma es un hondo sentimiento que sigue su camino propio e independiente, que no siempre se adapta a los puntos de vistas convencionales. Y no sigue este camino por imitación o sumisión y mucho menos por recompensas en esta vida o en la otra.

Solo en la conexión íntima desenvuelve sus virtudes y defectos. Aquí pone de manifiesto las excelencias de su corazón, sus cuidados y alegrias, pero también sus pasiones y flaquezas, como la índole irreconciliable, su obstinación, su iracundia, sus celos, incluso su desenfreno. Obedece al influjo del momento y es escasa su capacidad para pensar en el bienestar de los ausentes. Puede olvidar fácilmente a los demas y el tiempo que ha de dedicarles.

Cuando está dominada por un afecto su conducta no obedece a imitación sino que en su comportamiento y en su lenguaje pone de manifiesto un cambio de acuerdo con la alteración de sus pensamientos y sentimientos. En las relaciones sociales suele permanecer en los ambientes mas distintos, lo mas igual a si misma siempre. No suele tener grandes exigencias ni en la vida domestica, ni en la social y se conforma fácilmente. Manifiesta espontáneamente su juicio de espontaneidad o de alabanza.

Participa con sus sentimientos en la vida de todos los débiles, ya sean bípedos o cuadrúpedos. "Se eleva a lo alto y desciende a lo ínfimo, es hermana y compañera de la Naturaleza toda." Su juicio es benigno y tolerante. Cuando lee hace todo lo posible por penetrar en los pensamientos mas recónditos y por calar en lo mas hondo de los pensamientos del libro. Por eso suele estropear el libro con subrayados y notas marginales y suele releerlo."

Furneaux Jordan F.R.C.S. Character as seen in Body and Parentage. London, 1896 Third ed.
(pag 17 ss.)