Funcionamiento del Karma


Karma

El mecanismo de funcionamiento del Karma se basa en el principio de que todo atrae a lo que le es semejante. Por ejemplo, una buena acción atraerá bondad, una acción agresiva atraerá violencia, etc.... Explicando esto en otros términos diríamos que es como si cada acción que realizamos creara una oscilación o vibración de carácter semejante.


Los indios le llaman a esta oscilación "Vasana" y en el hermetismo sería algo parecido a una "contrapartida astral". Los Vasana podríamos imaginarlos como conjuntos o aglomerados formados por impresiones inconscientes y a estos Vasana es a lo que se les atribuye el carácter magnético. Cada Vasana, una vez se ha formado, continua actuando como un centro magnético de acciones semejantes, esto lo realizará hasta que el Vasana quede complétamente desmagnetizado. La desmagnetización puede realizarse de forma espontánea mediante nuevas experiencias que lo modifiquen o bien de forma consciente, es decir, mediante la toma de conciencia de la naturaleza buena o mala de nuestras acciones, y mediante prácticas espirituales adecuadas, en el hermetismo esto se denomina "alquimia espiritual"..