El cristianismo, siglo XIX y comienzo del XX

Iglesia catolica

A comienzos del siglo XIX el destino de la Iglesia católica se encontró íntimamente vinculado con las empresas de Napoleón y con sus pretensiones a un dominio universal. Napoleón decidió colocar a su servicio a la Iglesia y para ello tuvo que reconciliarse con el papado.

...
Monumento a Victor Manuel II

Después que el ejercito de Napoleón III, derrotado en la guerra contra Prusia, abandonase  Italia, y concretamente Roma, se acercó a los muros de esta el ejercito del rey italiano Victor Manuel II. El Papa se dispuso a resistir el asedio pero unas cuantas salvas de artilleria contra la "Puerta sagrada" lo obligaron a capitular.
...

Papa Pio IX

El estado terrenal de la Iglesia catolica dejó de existir ... Pio IX se declaró "prisionero vaticano" ...
La posición económica de la Iglesia no quedó quebrantada. Seguía siendo la dueña de medio millón de hectareas de la tierra mas fertil de Italia .... En 1830 el Vaticano fundó la Banca di Sconto. En 1834 el Vaticano fundó la Banca Romana con un capital de 300.000 escudos  para especular con la propiedad inmobiliaria. El mismo año fue modernizado el Banco del Espiritu Santo. En 1836, en Roma, los prelados P. Mirini y C.L. Morinini fundaron la Caja de Ahorros que diez años mas tarde contaba con unos depósitos de 10.000.000 de escudos....

Dentro de la actividad empresarial de la Iglesia católica  desempeñó un papel esencial la actividad editora, que fué no solo un medio de propaganda sino también una fuente de grandes ingresos....

El reparto del mundo entre las potencias que tuvo lugar durante el siglo XIX, inspiró también al Vaticano para que dirigiese su mirada cada vez con mas atención a territorios no europeos, sobre todo a America.
...
Con ayuda de las misiones la Iglesia penetró en Africa Septentrional y Central, y luego en el resto de su territorio....

La actividad misionera en los paises colonialistas no estaba estimulada tan solo por la aspiración a difundir la fe de Cristo. ... En particular están confirmados muchos casos en los que los misioneros participaron en el tráfico de esclavos y en los ingresos de estas transaciones totálmente cristianas.
...
El verdugo de la Comuna de Paris, Thiers, abrigaba la esperanza de que solamente "la Iglesia puede enseñar a los pobres la resignación, prometiéndoles la salvación eterna".
...
 
H F Lamennais

Se considera como fudador del socialismo cristiano al sacerdote francés H.F. Lamennais, que en los años treinta del siglo XIX publicó "Palabras de un creyente" y otros trabajos en los que exhortaba al establecimiento de la justicia social. Denunciaba con elocuencia y pasión la injusta situación del obrero, la miseria del pueblo y la desigualdad social. Lamanneis condenaba la violencia revolucionaria; consideraba la supresión de la propiedad privada contraria a la naturaleza del hombre y a las prescripciones divinas. A pesar de todo la Iglesia consideró negatívamente las ideas de Lamennais; fue excomulgado, privado de la dignidad espiritual y sus trabajos aparecieron en el índice de los libros prohibidos.

Papa Leon XIII

... En los años sesenta del siglo XIX aparecio en Alemania con una prédica semejante el obispo de Mainz ... no tuvo que sufrir prersecuciones por parte de la Iglesia. Los tiempos habian cambiado ...
El papado encontró esos métodos tan prometedores que decidió utilizarlos a escala eclesiástica universal. En 1891 el Papa León XIII publicó su encíclica social Rerum Novarum, que entró en la historia como un documento que iniciaba la nueva política social del papado.
...
En primer lugar, se dirigió a los patronos aconsejandoles que debían portarse bién con sus hermanos obreros ... El gobierno debia defender, por un lado, la inviolabilidad de la propiedad, y por  otro lado, debía ayudar a los obreros, naturálmente sin perjudicar los derechos y los privilegios de los demas. ...
...
En los años sesenta del siglo XIX surgieron roces entre el Vaticano y el Imperio Alemán, cuya política dirigía Bismarck,  ...
La influencia de la  Iglesia ... debía apoyarse en unos fundamentos nuevos que respondieran a la situación y a la ideologia del pueblo en la  nueva sociedad.

(Resumenes de Historia atea de las religiones de Kryvelev)