Colombia.

Colombia: llena de pasión.


Cuando se quiere hacer un estudio de una colectividad la primera cuestión problemática que surge es determinar el momento del nacimiento de ese colectivo. En el caso de una sociedad mercantil es mas fácil que cuando se trata de una nación o grupo social político. Una sociedad
mercantil surge por un acuerdo de varias personas. Generalmente pocas, que deciden constituir la sociedad a fin de realizar una actividad mercantil o laboral. En ese caso podemos pensar que el momento inicial del acuerdo es como la gestación de una persona, y la firma de la escritura ante un notario público sería el nacimiento, sin embargo hay quien piensa que es cuando se presenta al registro Mercantil que es cuando de una manera efectiva la sociedad ha entrado en la vida con todos sus derechos y por tanto es el momento más adecuado para considerarlo como momento de nacimiento.

En el caso de naciones la problemática es más ardua, y para ilustrar esto tomaremos el ejemplo de Colombia.
Colombia como todos los países iberoamericanos está formada por territorios que una vez fueron de naciones indígenas, algunas de ellas con estructuras políticas y administrativas que hacen que podamos ya verlas como auténticos estados en el pleno sentido de la palabra, aunque con delimitaciones diferentes a las actuales. Sin embargo las sociedades actuales, al ser el fruto de una colonización no puede entroncarse con esos antecedentes. La Colombia que hoy conocemos, la Colombia ya independiente y formando un estado unitario, es fruto de ese gran movimiento independentista que se inicia con la revueltas de los Comuneros en 1781 y que tiene  su momento

de mayor resonancia el 20 de julio de 1810 en que se conmemora una reyerta entre un grupo de patriotas colombianos y el comerciante realista José González Llorente. 
 
Poco después de esta reyerta que actuó como mecha de una gran explosión de ansia libertadora que liderará el gran colombiano Antonio Nariño,
 

se promulga la Constitución de Cundinamarca (30-1-1811) el 4 de abril de ese año. Evidentemente estas fechas no pueden ser tomadas en consideración para fechar el nacimiento de Colombia pues todavía no estaba maduro el fruto, pues como prueba de esto es que todavía unos años después se siguierá luchando por la independencia con altibajos importante, ya que en el 1816 el delegado real mandó ejecutar al patriota Camilo Torres y Tenorio.

Todavía tendrá que pasar mucho tiempo para que Colombia pueda considerarse independiente de manera efectiva, eso vendría de la mano del más célebre de todos los libertadores iberoamericanos, el venezolano Simón Bolívar.
Simón Bolivar

Podría decirse que en la batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819 nacieron a la independencia no solo Colombia, sino también Venezuela y Ecuador, pero aunque sea cierto que en esa batalla la suerte estaba echada y esas naciones separaron definitivamente sus lazos con la metrópoli colonial, también es cierto, que el parte no tuvo excesivo éxito, como lo prueba que ocho años después esa Gran Colombia, que formaran esos tres países, llamados entonces, departamentos de Venezuela, Quito y Cundinamarca, se desmembrara en tres países independientes: Venezuela, Ecuador y la República de Nueva Granada (Colombia).
Aquella Gran Colombia que fue el gran sueño bolivariano quedó plasmada en la Constitución del 5 de mayo de 1830, aquí ya se definía territorialmente el estado con la fusión del Virreinato de Nueva Granada y la Capitanía general de Venezuela, pero su vida fue efímera y dos años después el 1 de marzo de 1832 se constituye el Estado de Nueva Granada, que comprendía las actuales Colombia y Panamá.

Podemos pues fijar como un primer nacimiento de Colombia el día 1 de marzo de 1832. Ese día con el Sol y Júpiter en Piscis, Mercurio y Venus en Acuario, Marte en Capricornio y Saturno en Virgo, no podía tener sino los mejores augurios para haber tenido una existencia larga y prospera. Sin embargo si prestamos un poco más de atención al mapa natal del 31, vemos una oposición entre el Sol y Saturno y también entre Júpiter y Saturno que no hacen sino ennegrecer el panorama como se dibujaba en un análisis mas superficial. Así, la existencia de la república estuvo jalonada de guerras y cuartelazos, que trajeron mucha tristeza y pesares e impidió un desarrollo de la economía y de la justicia social.
Tomás Cipriano de Mosquera
Fue la falta de libertad y de justicia social lo que llevó a que patriotas insignes se levantaran contra ese estado de cosas, y tras una guerra civil que duró tres años, desde 1860 hasta 1861, el triunfo del general Tomás C. Mosquera junto a los liberales más radicales e idealistas hicieran triunfar sus armas sobre las fuerzas conservadoras (incluida la iglesia católica).
El 20 de septiembre de 1861, nace esta nueva Colombia liberal y laica, con el Sol y Júpiter, Marte y Saturno en Virgo, Venus en Escorpio y Mercurio en Libra. Desde luego es incomparable esta natividad a la primera del 32, parece como si el Sol y Júpiter se encargasen de neutralizar los efectos nocivos de Marte y Saturno y por otro lado Marte en conjunción con el Sol nos está hablando del nacimiento de la nueva república en los dolores de un parte de batallas y de sangre.
Si la vida de la Colombia del 32 fue efímera. El Pacto de la Unión de 1861, fue la preparación de la constitución liberal de “Estados Unidos de Colombia“ de 1863 (8 de mayo de 1863) conocida como la constitución de Rionegro,

ésta, la del 63 tuvo una vida más larga, llegó a 23 años de edad, que es un auténtico récord, si la comparamos con otras constituciones de esa época. Constitución auténticamente liberal como no podemos encontrar otra en ningún lugar y laica absolutamente, se le llamo la constitución “sin Dios”, pues para nada menciona ni a la Iglesia ni a la religión, dejando estos asuntos al dominio de lo privado.
La Colombia surgida de este gran pacto político, marco definitivamente la separación del estado con la iglesia, hasta entonces muy poderosa por la gran cantidad de latifundios que ocupaba. Con esta constitución entró Colombia en la modernidad de los tiempos, ya no solamente se desembarazaba de las ataduras de la política colonial sino que también se desligaba de la otra atadura que suponía la fiscalización y censura que ejercía la iglesia. Al reducir el poder económico de la iglesia, el estado se vio con las manos libres para hacer una política de progreso y patriotismo. Al fin este régimen fue debilitándose poco a poco hasta que el 5 de agosto de 1886, las fuerzas conservadoras toman el relevo y promulgan una nueva constitución, más mentalizadora e intervencionista y restableciendo de nueva a la Iglesia Católica como iglesia de la nación. No obstante ya eran otros tiempos, y ya no fue posible restaurar la oficialidad de la religión católica como religión del estado como era el deseo de algunos. 

La constitución del 86, última del siglo XIX, fue centenaria, duró más de cien años, y en ellas se establece el carácter centralista y la amplitud del poder ejecutivo que caracterizó a Colombia desde entonces. Esta constitución nació con el Sol en Leo, Mercurio en Virgo, Venus y Saturno en conjunción Cáncer, Marte y Júpiter en Libra. Lo más destacado de esta natividad es la cuadratura que forman Marte y Saturno muy apropiada para sintetizar un estado general de recorte de libertades públicas y retorno de antiguos poderosos. Venus esta potenciada con la influencia de Saturno en un sentido de duración y de permanencia, el Sol que simboliza el poder del estado esta regido por Venus y por tanto es fácil comprender que esta natividad es muy apropiada para un régimen político que duraría tanto. Lo que viene a continuación pertenece ya al siglo XX y está lleno de pasión, dolor y lucha, es una historia apasionante de la que nos ocuparemos mas adelante si Dios quiere.