Como leer una Carta Astral, 3ª parte: Los significadores universales


Interpretacion de la Carta Astral, parte 3: Los significadores universales


1ª parte

2ª parte

4ª parte
5ª parte

Como continuación de lo dicho en las partes 2 y 1 seguiremos básicamente con alguna indicaciones de Adolfo Weiss, relativas de dos típicos errores
que se cometen habituálmente en la interpetración de la cartas astrales. Weiss sostiene, siguiendo en esto a Morín, que un planeta solo puede inducir una determinada influencia si está locálmente determinado para ello.

Un planeta por si mismo, o accidentálmente, por su posicion en un signo, ejercería una influencia universal, que no se materializará individuálmente más que a través de la Casa en que se encuentre o rija dicho planeta.

Para Adolfo Weiss esta sería la forma más racional y segura de establecer un pronóstico, evitando que sigamos caminos equivocados nos advierte de un error tan comúnmente aceptado.

Segun Weiss son erróneas las ideas difundidas por el astronomo y astrologo romano Claudio Ptolomeo en relación a los significadores universales:

el ejemplo más característico de este error sería considerar al Sol, de forma general, como significador del padre en los natalicios diurnos y a Saturno en los nocturnos. Este axioma tan difundido, incluso entre astrólogos de renombre, nos llevaría a posiciones absurdas a causa, principálmente, de su excesiva generalidad.

Weiss alerta del uso indiscriminado de los significadores y sus analogías citando a Morín:

 “Como se sabe, hasta ahora, ha sido admitido por todos los astrólogos que el Sol significaría en sí al padre, al conyugue, al soberano, a los nobles, la gloria, el honor, la vida, etc. ; la Luna, a la madre, las soberanas, el pueblo, etc. ; Mercurio, las facultades intelectuales, et., etc.; … Aunque los planetas poseen analogías … con las mencionadas personas o cosas ….no es lícito preferir de antemano una de estas analogías a las demás ...ya que el resultado que le corresponde en cada natividad particular nunca puede resultar de sus analogías, sino tan solo de su determinación local. … al tenerlo simultáneamente (hablando del Sol) por significador del padre, el conyugue, la vida, los honores etc., se llega a pronósticos idénticos a todas estas categorías, y por tanto a los resultados mas necios que pueda imaginarse.

El mismo Cardano se ve obligado a confesar “ Ptolomeo ha introducido en la astrología otra confusión atribuyendo varios significados a un mismo significador, así ha declarado que la Luna significa el cuerpo, las propiedades morales, la vida, la madre, las criadas, las hermanas. Pués bién, ¿como debe estar condicionada la Luna en la figura natal de un hombre longevo, pero cuya esposa muere durante un parto, a quién la muerte priva de alguna de sus hijas, mientras que las demás le quedan a salvo, cuyas criadas le traicionan, cuya madre muere prematúramente, mientras el mismo goza de buena salud, pero posee una naturaleza cambiadiza y malos instintos.?”

“Si Ptolomeo tuviera razón afirmando que en un nacimiento diurno los juicios sobre el padre han de basarse en el estado cósmico del Sol, y en un nacimiento nocturno, en el de Saturno, le seguiría que el día que estuviera el Sol en el signo de Leo, y además en buén aspecto con Saturno o con Venus, no nacería en toda la Tierra nadie cuyo padre no fuera feliz y longevo, o en caso contrario, con un Sol mal colocado y afligido, que no fuese infeliz y de corta vida. Contémplese otra consecuencia absurda, ¡Todos cuantos hayan nacido durante ese periodo serían influenciados de manera igual en su destino por sus padres!. Tal teoría no es solo contraria a la experiencia sino que anula el significado de las Casas y haría inutil establecerlas. “

Se pueden encontrar otros ejemplos de los absurdos a que se llega con esta teoría de los significadores universales, como es el caso de la natividad del sabio Isaac Newton, en la que se encuentra Mercurio en su mayor debilidad, en exilio, en el signo de Sagitario, de donde se demuestra la inutilidad de tratar de sacar conclusiones respecto de la inteligencia basandose en la idea de Mercurio como significador universal de esa cualidad.

En resumen, a los planetas podemos atribuirles unas analogías generales, consecuencia de su naturaleza esencial, esas analogías se concretarán y valorarán según su estado cósmico, es decir a su posición por signo, aspectos, y demás características generales que nos daría la influencia general que podrían llegar a ejercer y, por último, las conclusiones concretas o particulares de cada natividad se podrían extraer concretando o individualizando esas posibles influencias por sus posiciones y regencias en cada Casa.