La constitucion hermetica del hombre

Al principio del capítulo II de "La luz de Egipto": " La constitución hermética del hombre",  T.H. Burgoyne nos dice lo siguiente: "El lector, ahora, debería estar familiarizado con el origen, la naturaleza y las actividades del divino Ego , el cual da origen a la monada espiritual."


Al hablar del "hombre" se refiere evidéntemente al hombre y a la mujer, así que en los comentarios preferiré el empleo de la expresión "ser humano". Después indica: "El Ego humano es el producto de esa celestial armonía, un átomo diferenciado del espíritu sin forma."  

Ese espiritu sin forma es el espiritu universal del cual el Ego humano seria un atomo de su propia constitucion. Los conceptos de Ego, monada espiritual, cuerpo astral, alma, etc.etc. son esenciales en la comprensión de estas cosas, asi también es la clave para distinguir las diferencias entre el hermetismo y la teosofía. 

El libro que comento es un resumen de las lecciones de la Hermandad Hermetica de Luxor publicada por su secretario en 1880, pero que fueron distribuidas un año antes de forma privada entre sus alumnos. El propio Burgoyne aclara este extremo para salir al paso de las coincidencias entre varios aspectos de estas lecciones y un escrito de P. Sinnet que atribuye algunas de estas enseñanzas a la teosofa Blavatsky. Segun Burgoyne el supuesto plagio se produjo al reves por ser estas lecciones anteriores. 

Estas afirmaciones se enmarcan en un contexto espiritualista que acepta un universo creado dentro de un plan inteligente, aunque se aparte tanto de los conceptos habituales que manejan las religiones tradicionales como del materialismo científico. El hermetismo es esencialmente una posicion trascendente, religiosa, de caracter panteista. Esto lo acerca al materialismo, pero solo lo acerca, no puede decirse que se trate de una filosofia materialista como afirman algunos detractores. 

La unidad de toda la creación armoniza, en el hermetismo, con su concepto de evolución y de re-encarnación. A diferencia de la teosofía, el hermetismo no admite una re-encarnación en sucesivas formas humanas dentro del mismo planeta. Para el hermetismo no es  solo el ser humano sino todos los seres naturales, desde el mineral hasta el humano que participan en ese proceso, como escalones dentro de un plan establecido o regido por leyes naturales.   


La constitución hermética del ser humano

1   A: la forma física, compuesta de células de naturaleza orgánica. Cada una de ellas constituye un sistema vivo formado a partir de la cristalización o materialización de numerosas fuerzas  de naturaleza espiritual.

2   B: Cuerpo electro-vital:  se trata de una forma de naturaleza electromagnética, que queda unida de manera inseparable a la forma física.

3   C: La forma Astral: se compone de la energía o luz astral que envuelve el planeta. Esta luz astral puede llamarse "alma del planeta". La forma o cuerpo astral constituye la personalidad, no la identidad, siendo una forma relatívamente fácil de separar o modificar. Es la apariencia, no la identidad personal. El astral resulta fácilmente dirigible o utilizable para influir sobre otros y consecuéntemente los otros nos pueden influir, dañar etc mediante las operaciones que se conocen como mágicas.

4   D: El alma animal, es la entidad que anima los aspectos puramente materiales del ser humano, sus necesidades y deseos mas primarios.

5   E: El cuerpo espiritual: de constitución etérea, actualmente en forma embriónica, actuálmente latente.

6   F: El Alma superior, es la entidad que anima las aspectos superiores del ser humano, complementa el alma animal en un solo ente. También podemos llamarla mente, concepto que va mas allá que el de pensamiento o razonamiento.

7   G: El espíritu, también llamado Ego. Constituye el "átomo de vida", es el punto central de control del microcosmos formado por la persona.    

Comparando esta septenaria división con la trinidad de los gnósticos tendríamos el Cuerpo, formado por las partes A y B de la division hermética; el Alma, seria el conjunto formado por C y D; y por ultimo el Espíritu, seria la suma de E, F y G.

Comparado con la constitución de los kabalistas, tendríamos el Cuerpo, formado por las formas A y  B; el Cuerpo Astral, seria el C; el Alma animal, D; y el Alma divina formada por E, F y G.

Podemos esquematizar la septenaria constitución del ser humano en forma de tres dualidades mas el Ego:

A+B   C+D   E+F   G

"El conjunto de estas tres dualidades están controladas y dirigidas en su órbita cíclica por el Divino Ego, la entidad espiritual absolutamente atómica. Así, las tres dualidades más el Ego constituyen el microcosmos cuaternario de las escuelas Herméticas."

Segun el hermetismo, al morir el ser humano pierde las formas A y B. Durante un proceso intermedio, una especie de purgatorio, se van desgranando los atomos que forman los cuerpos C y D. Y finalmente queda el cuerpo espiritual compuesto de E, F y G. Entonces las partes masculinas y femeninas del Ego se fusionan pués la siguiente fase de la evolución, el denominado estado angelical, requiere la unión espiritual de los dos géneros.


2012.  Antonio Martinez