MOISES 1

EL MENSAJE BIBLICO EXPLICADO A TRAVES DE SUS PROTAGONISTAS MÁS FAMOSOS.

MOISES:

Una de las figuras bíblicas más importantes quizá sea Moisés. Los textos conocidos nos lo presentan como alguien especialmente relacionado con Dios (Jehová), mediante una alianza de modo que Moisés debía obedecer a cambio de su guía y protección. Las órdenes que Moisés decia recibir se referían habitualmente a grandes exterminios o genocidios de pueblos enteros.


Para realizar esto Moisés disponía de un pueblo a modo de ejército obediente, un pueblo escogido. Para los lectores poco avisados de estas cosas resulta paradójico, casi incomprensible, que un infinito poder, precisase de un pueblo entero a modo de ejercito carnicero para exterminar a otros pueblos, cuando este asunto debía haberse podido ventilar en un abrir y cerrar de ojos, sin sufrimientos innecesarios. Moises comienza su terrorífica historia bíblica, en Deuteronomio 2,25, con estas palabras que pretende que se las envia Heova:
Hoy mismo comienzo a extender el terror y el miedo a ti entre los pueblos que hay bajo el cielo. Al oír hablar de ti temblarán y sentirán espanto ante tu presencia.”

El redactor biblico pretende justificar el terror que se anuncia como si fuese un mandato divino. Debemos fijarnos en un detalle importante, el terror no lo quiere extender solo entre algunos pueblos determinados que después enumerará de forma precisa, que quizá fuese específicamente pecadores o molestos por alguna causa, sino que lo quiere extender a la totalidad del orbe, esto es un principio que en política se llama “totalitarismo”.

En otro lugar del texto bíblico, Deuteronomio 7,2, se toman precauciones para preservar la pureza de la raza de su pueblo elegido:

Cuando Yahvé, tu Dios, te introduzca en la tierra que vas a poseer y arroje delante de ti a muchos pueblos…y tu las derrotes, las darás al anatema (exterminaras), no harás pactos con ellas ni les harás gracias. No contraigas matrimonios con ellas, no des tus hijas a sus hijos, ni tomes sus hijas para tus hijos… porque eres un pueblo santo para Yahvé…

Este es el comienzo de la historia de terror que va dibujandose a través de capítulos y versículos, en forma sinuosa pero persistente. La ideología que nos trasmite es totalitarismo y racismo, así como un cierto sentimiento de aceptación de los grandes crímenes, los genocidios de pueblos enteros.

Y por ultimo, para terminar este artículo citare un versículo, Números 31,8 y siguientes que es el que con más detalle se dibuja el carácter de Moisés. En su tiempo era corriente tomar presas a mujeres y niños como botín de guerra, pero una característica de las guerras de conquista que emprendió Moisés es el concepto de “limpieza étnica”, que consiste en no permitir que a consecuencia de una guerra los vencedores tomen esclavas de entre los vencidos y a partir de ahí puedan tener hijos. Por ello Moisés en prevención de esto ordena matar también a las mujeres y a los niños:

A mas de los que habían caído, mataron a los reyes de Madián: Eví, Requem, Sur, Jur y Rebá….. tomaron todas sus mujeres y sus niños, sus ganados y toda su posesión y quemaron todas sus ciudades y aldeas y tiendas … cuanto habían tomado en hombres y animales , llevaron a Moisés y Eleazar, sacerdote, y a toda la muchedumbre de Israel, los prisioneros, los despojos y el botín1, ….. Moisés , el sacerdote Eleazar y todos los príncipes salieron a su encuentro …. y airado Moisés contra los jefes de las centenas que venían del combate , les dijo: ¿Por qué habéis dejado la vida a las mujeres? … Matad de los niños a todo varón, y de las mujeres a cuantas han conocido lecho de varón. Las que no han conocido lecho de varón, reserváoslas….”

Al final solo dejo vivas a las niñas vírgenes, que eran quizá las más valiosas en el mercado de esclavas, del resto no tuvo el más mínimo reparo en ordenar la muerte en masa, quizá de cientos o miles de personas , mujeres, incluidas las embarazadas y niños. Aquí vemos la forma en que Moisés, el hombre que sin piedad ni compasión alguna, sin sentimientos calificables de humanos, es capaz de ordenar la muerte masiva de miles de seres humanos de todas las edades, superando asi la crueldad de sus propios capitanes y matarifes. En el texto bíblico se dice que quedaron 32.000 mujeres para repartir, podemos de ahí deducir la dimensión de esta colosal matanza humana, que solo fue una de las muchas que se relatan en la Biblia. 

No debemos estrañarnos que durante tanto tiempo la Biblia fué una lectura prohibida a los cristianos por el Vaticano, algunos personajes como este Moisés no quedan demasiado bien parados. Mas adelante podremos ver que aun llegó mas lejos en las horribles órdenes que daba su ejército. Modérnamente solo personajes como Hitler o Pol Pot parecen haberse acercado a su maldad e inhumanidad, aunque no la igualaran.  

Fin del Capitulo 1
1 Ademas del oro, las joyas, etc, el botin se componia de 675.000 ovejas, 72.000 cabezas de ganado, 71.000 asnos, y 32.000 mujeres vírgenes.