MEDICINA Y ASTROLOGIA, introduccion


Con el nombre de Astromedicina se denomina a un conjunto muy variado y heterogéneo de prácticas de diagnosis, prevención y tratamiento de las enfermedades. El común denominador de estas prácticas es el empleo en mayor o menor grado de conceptos astrológicos pues de algún modo aceptan la existencia de influencias astrológicas en la enfermedad y en la salud del paciente.
Es imposible en un breve articulo enumerar de forma exhaustiva todas las diferentes practicas que podrían englobarse en esta denominación pero en forma muy sintética si podemos clasificarlas en dos grandes ramas: aquellas que se basan en el poder curativo de la mente y las que utilizan algún tipo de agentes físicos, sean hierbas, minerales, colores, medicamentos, etc.
Con el nombre de Medicina Ecléctica se suele denominar a este tipo de prácticas y sus practicantes, algunos de ellos médicos licenciados combinan los tratamientos tradicionales con otros más heterodoxos. En doctor Cornell sugiere que los mejores médicos eclécticos suelen tener Marte o los signos de virgo y Escorpio prominentes en su horóscopo.



Manuscrito de cirugía de John of Arderne "Espejo de Flebotomia y practica de la cirugía, Inglaterra 1425-1550". En esta pagina se observa el "hombre zodiacal" con sus correspondencias astrológicas
Dentro de la astromedicina psicológica están aquellas que emplean el poder de mente, la fe y las cualidades sugestivas-psicologías específicas del sanador, medico, curandero, doctor, o como queramos llamar a la persona que realiza la curación.
En estas practicas se emplean la imposición de manos, como medio de canalizar la energía astral, los ritos religiosos como medio de crear un clímax adecuado a la curación, el hipnotismo, como forma de predisponer al paciente a recibir el tratamiento, la oración, la concentración mental, la sugestión , etc.
Quienes trabajan con este tipo de practicas tratan de poner al servicio de la curación las diversas corrientes o fuerzas magnéticas, o en general cósmicas que existan en el universo y que de algún modo operan sin que se conozca su naturaleza ni sus efectos precisos. Por eso se le denomina, en forma genérica e imprecisa, fuerzas ocultas. Se supone la existencia de estas fuerzas en virtud de los efectos reales después de su invocación, y podemos aceptar que se originan en la mente tanto del paciente como del sanador por lo que les llamamos también energías psíquicas. Algunas escuelas hablan de psicoplasma y psicoestructuras para denominar la especial materia sutil de que están formadas lo que denominan, por analogía, psicocelulas, a cada uno de los pensamientos, impulsos, deseos etc. que se forman en nuestro interior.
Urano bien aspectado y fuerte en su horóscopo hace de los sanadores más susceptibles e interesados en este tipo de métodos, como sugiere el Dc. Cornell. Estos mismos indicadores en la carta del paciente hacen de este más fácilmente tratable con estos métodos. Sin embargo, observa este doctor que un neptuno débil o afligido por malos aspectos, tanto en la carta del sanador como en la del paciente puede resultar peligroso, pues los tratamientos pueden derivar hacia comportamientos obsesivos, magia negra, espiritualidad patológica, etc.
Lo que se conoce como curación metafísica entra dentro de este grupo de practicas y aquí nos referimos a la curación a distancia mediante la oración, determinados ritos religiosos como son las misas, los rezos de rosarios, etc., En estos casos los mejores sanadores son los que tiene Neptuno y Urano fuertes en sus horóscopos sin aflicciones que pudieran pervertirlos en su influencia. También resulta adecuada la posición de la Luna en Cáncer o en Piscis tanto para sanador como para el paciente, pues le hace más susceptible a recibir este tipo de tratamiento.
El planeta que rige la curación y otros asuntos de cariz espiritual es Neptuno. Indicaciones de predisposición a tener buenas cualidades para ser un buen sanador espiritual son tener tanto Neptuno como Plutón fuertes en el horóscopo, una conjunción del Sol con Neptuno en la casa 1 o en la casa 10 y ambos bien aspectados. Fortalecen el poder curativo del sanador tanto los sextiles como los trígonos de Plutón a Neptuno en el horóscopo radical del sanador.

En relación con el segundo grupo de tratamientos astrológicos el más conocido es el de las sales zodiacales el Dc Schuessler. Este doctor propone una relación entre cada signo del zodiaco con una diferente sal:
Aries - fosfato potásico
Tauro – sulfato sódico
Géminis – cloruro potásico
Cáncer – fluoruro de calcio
Leo - fosfato magnésico
Virgo – sulfato potásico
Libra – fosfato sódico
Escorpio – Sulfato de sílice
Sagitario – “sílice”
Capricornio – fosfato de sílice
Acuario - cloruro sódico
Piscis – fosfato férrico

Según este método terapéutico, estas sales deben tomarse en mayor cantidad en periodos de debilidad, enfermedad, etc., y siempre en forma vegetal, es decir a partir de los alimentos vegetales que las contienen en mayor concentración. También propone este Dc. Que el agua mineral debería evitarse por las personas mayores debido a su alta concentración de mineralización inorgánica y en cambio propone el empleo de agua destilada.


Este es un típico gráfico de efemérides gráficas de Ebertin, según series de 15, 45 o 90 grados



El Dc. Ebertin, astrólogo de bastante renombre en Alemania, cuya obra no esta traducida al castellano, hace un interesante estudio de astromedicina, basado en lo que el denomina el “astrorama anual” que permite una visión de conjunto de periodos largos de vida y sus momentos mas críticos o mas propicios para contraer enfermedades. La astrología de Ebertin y su escuela, rechaza la división en casas del horóscopo y se basa sobre todo en los aspectos y Puntos Medios. Tiene estudiados un buen número de alimentos y sus propiedades astrológicas con fines médicos. Sus estudios recuerdan algo los apuntes más sencillos e intuitivos del sabio español de la edad media Ramón Llul.
Los estudios astrológicos de periodos fértiles e infértiles en la ovulación femenina también pertenecen a esta materia médica. Sobre este asunto existen numerosos estudios bien documentados debido a la aplicación a ellos de numerosos investigadores profesionales de la medicina y de la bioquímica.
Por ultimo es necesario destacar en esta materia el gran esfuerzo de sistematización de la astromedicina realizada por el Dc. Cornell en su obra “Enciclopedia de astrología médica”, que ya cite antes.
Los estudios de Astromedicina están en sus comienzos y es posible que aparezcan nuevos avances en esta materia a la par que en otras ramas de la medicina. Los modernos estudios sobre genética, la informática aplicada a la medicina, etc. pueden dar sorpresas por su probable relación con algunos principios astrológicos, formulados antes de forma intuitiva y que pudieran ahora verse confirmados con mayor precisión científica.