Teosofia y materialismo



Tanto el pensamiento materialista como el pensamiento teosófico son posiciones del espíritu que pueden llegar a tener un carácter parcial. El materialismo concibe el fenómeno psicológico, por ejemplo, como una mera alteración bioquímica
de segregaciones de glándulas y reacciones químicas, para el pensamiento teosófico un fenómeno como la telepatía se explicaría sencillamente con el auxilio del concepto de las vibraciones, aunque sin aclarar sobre la naturaleza de esas vibraciones

 Resulta pues tanto uno como otro dos modos supersticiosos de entender la realidad si no se moderan sus propios métodos y principios. No resulta suficiente que ante una perturbación psíquica como puede ser una neurosis depresiva, nos conformemos conque el astro-soma de esa persona ha sido dañado, este tipo de explicaciones descriptivas nos deja en la mas completa ignorancia, es necesario ahondar mas y no desdeñar métodos materialistas o científicos para estudiar con rigor los fenómenos espirituales o los paranormales.

El principal reproche que habría que hacerle a las doctrinas teosóficas es su pretendida luz sobre los fenómenos de tal manera que al quedar todo explicado con gran sencillez no sea necesaria mas investigación positiva. desde este punto de vista resulta estéril y destructiva la doctrina teosófica. Pero si tomamos la teosofía como un producto del espíritu humano no demostrativo sino sugerente de una realidad mas compleja y por tanto mas completa que el mundo que nos brinda el materialismo, entonces si que estamos ante algo positivo y digno de ser tenido en cuenta.

La teosofía nos acerca al mundo de la imaginación , de lo desconocido y de lo oculto. Seria algo así como el elemento compensador inconsciente que precisa nuestro pensamiento consciente dominado por el materialismo, compensación necesaria para que se produzca el equilibrio psíquico que necesita nuestro espíritu.