El signo de Virgo


En la familia olímpica de los dioses griegos mantenerse virgen era realmente difícil. A pesar de ello, dos diosas ilustres: Artemisa y Atenea se esforzaron sobremanera para conseguirlo. Ambas valoraban la virginidad como el bien mas preciado y ambas resultaron triunfadoras en ese empeño.



La primera de ellas, Artemisa, hija del propio Zeus y la ninfa Leto, era hermana de Apolo y compartía con el muchos de sus atributos divinos, la otra, Atenea, era una diosa mas antigua, quizá originaria de Libia y por sus propios méritos quedo como diosa tutelar de Atenas en lucha y competencia con otros dioses mucho mas poderosos que ella, aunque menos habilidosos.

Sin embargo, ninguna de ellas consiguió el honor de figurar como constelación de Virgo. Este honor correspondió a Astrea, un antigua diosa de oscura procedencia y efímera vida entre los humanos, pues ya al final de la muy antigua Edad de Oro decidió irse al cielo incapaz de convivir con unos seres que iban perdiendo sus virtudes y se entregaban al vicio y la injusticia.


Isaac Newton fue quien por primera vez puso de manifiesto la relación del zodiaco con el viaje del Argo a la Cólquide y relaciono el signo de Virgo con Medea, la sacerdotisa de la Diosa Luna en el extremo oriental de la Colquide. Medea tras enamorarse de Jasón, el griego que capitaneaba el buque "Argo", se fugo con el en su viaje de regreso a Grecia, después de ayudarle a robar el "Vellocino de Oro", un símbolo de carácter patriótico que los griegos patriarcales deseaban recuperar.





Quienes con mas merito deberían tener el honor de estar representadas en el zodiaco con el signo de Virgo son sin duda Artemisa y Atenea, pero aunque esa opinión no la compartan los mitógrafos empezare por hablar algo de ellas y después hablare de Astrea y la edad de Oro, que es, como si dijéramos, la versión oficial de este Mito. Empezare por la primera de ellas Artemisa, la Diana de los romanos, que era la niña mimada de Zeus. Su padre no solo le dio el control de los bosques, montañas y otros lugares silvestres , sino también la hizo guardiana de los caminos y de los puertos. Su patronazgo se extendía a todos los animales salvajes, la caza y misteriosamente quedo como patrona de las mujeres que van a parir, a pesar de su virginidad inmaculada. Sus sacerdotisas renovaban esta virginidad cada año mediante un baño ritual en el agua del mar.

En general, Artemisa o Artemis era la diosa de todo lo salvaje, en las festividades que se le hacían cada año se le ofrendaban sacrificios de animales salvajes y frutos silvestres de toda clase.
Su repulsión por el sexo y los hombres era legendaria , todas sus ninfas debían ser vírgenes y los castigos por infringir el voto de castidad eran realmente muy crueles, pudiendo llegar a la muerte en algunos lugares. En una ocasión que se estaba bañando complétamente desnuda, un desgraciado, Action el hijo de Aristeo, la vio y ella para castigar semejante osadía lo transformo en un ciervo, mandando enseguida a sus perros que lo despedazaran. Esta historia tan cruel es un recuerdo de los ritos sangrientos y crueles donde al Rey Sagrado se le sacrificaba enfrentándole a una jauría ambrienta de animales salvajes. La inclusión de un ciervo en esta historia es un indicador de la antiguedad de este mito pues en la Grecia pre-helénica existía un culto del ciervo, perdido después, en épocas mas modernas. Calisto, una ninfa de su séquito a pesar del nombre que parece masculino, quedo embarazada y Artemis intento castigarla convirtiéndola en una osa para después darla de comer a sus perros. La pobre Calisto habría muerto sino es por intervención del propio Zeus que la transformo en la constelación de la Osa.

A diferencia de la caprichosa y cruel Artemisa, Atenea, la Minerva de los romanos, es bondadosa y generosa. Nunca hace la guerra por gusto, a pesar de ser la patrona de los soldados y de las batallas, sino tan solo por necesidad de defensa. Su gran inteligencia la usa siempre en beneficio de los seres humanos. A ella se le atribuyen la enseñanza de las artes y la ciencias a los hombres. Todos los atributos del Titan Prometeo se le adjudicaron a ella una vez que ese Titan fue expulsado del Olimpo por su rebeldía contra Zeus. Atenea era hija de la Titanide Metis, la Titánide del tercer día es decir del Miércoles y por tanto relacionada con Hermes o Mercurio y las artes y la inteligencia. A pesar de su origen titánico, Zeus la incorporo a la familia olímpica en agradecimiento a su ayuda en la guerra que libro, precisamente contra los Titanes y promulgo un decreto teológico, realmente esperpéntico, según el cual Zeus se habría comido a su madre, Metis, y Atenea habría nacido después de la cabeza Zeus, ya adulta, vestida y con sus armas de guerra. Como puede verse, los griegos patriarcales no querían saber nada del origen matriarcal de algunas de sus diosas y eran capaces de inventar cualquier cosa con tal de negar la procedencia de algún conocimiento, merito o arte a las mujeres o al régimen matriarcal.








Astrea, que es la autentica representante del signo de Virgo, es una diosa enteramente matriarcal, no llego a establecer ningún pacto ni compromiso con los dioses pastores y ya al final de la Edad de Oro desapareció de la escena mundana. Astrera ("de las estrellas") debe haber sido un titulo de la Diosa Luna, quizá en su aspecto mas salvaje y primitivo, como la Abeja-reina que gobierna el panal despóticamente. La Edad de Oro es una alusión a la época mas primitiva del régimen matriarcal, cuando las hordas o tribus se regían por la Madre a la que todos debían obediencia total y a la que estaban sometidos sus derechos de vida y de muerte. Esta época mas primitiva ya no era recordada como época histórica por los griegos de la época clásica, sino como una añoranza romántica, totalmente falseada y desfigurada, a la que aludían los poetas en sus composiciones. En esa época matriarcal el hombre como sexo inferior mas despreciado no debía tener ninguna función religiosa ni política de importancia. Se utilizaba un hombre para el papel de "Rey Sagrado", pero ese titulo de "Rey", origináriamente no representaba nada parecido a lo que hoy entendemos por "Rey". El origen de la realeza es efectívamente "divino", es decir "religioso". El titulo de "Rey" no comportaba ningún poder político pues su posición era "consorte", donde todo el poder mágico y efectivo correspondía a la mujer, a la Reina o Sacerdotisa. El Rey como consorte elegido por la reina o sacerdotisa no tenia mas función que acompañarla en las ceremonias de fertilidad y su vida (su corta vida) debía transcurrir en completa ociosidad. Mitológicamente corresponde al reinado de Urano, el mas antiguo de los dioses. Su castración por su sucesor Crono representa la costumbre de la mutilación ritual de los reyes al final de su reinado, un año normalmente, y su sustitución por otro, Crono, que se convertiría en un Urano al final de su reinado para sufrir la misma suerte. La castración se realizaba con una pequeña hoz de hueso o de piedra, lo cual denotaba la antiguedad del rito, en las profundidades de la edad de piedra o en la época neolítica. Este ciclo de entronización y sacrificio de los reyes sagrados paso por muchas variantes locales y fue evolucionando a través del tiempo. Los hombres tomaron conciencia de su posibilidad de alcanzar el poder en un periodo en que a los reyes sagrados se les llamaba Zeus, y es una época de transición con el periodo patriarcal. Las historias mitológicas corresponden a este periodo ultimo cuando las relaciones de poder no están todavía claramente decantadas a favor del sexo masculino y las luchas entre los partidos matriarcales y patriarcales son constantes.





La castración del rey al final de su reinado es completamente lógica ya que su función es asegurar mágicamente la fertilidad de la naturaleza y por tanto es necesario no esperar a que su fortaleza decaiga lenta y progresivamente. Una vez mutilado el Rey, este ya no puede ejercer su función sagrada y es necesaria su sustitucion inmediata. En algunos lugares esta sustitucion se realiza luchando los aspirantes de modo que el mas fuerte es el elegido. En otros lugares el sacerdocio se alcanzaba dando muerte al sacerdote (Rey sagrado) en el poder.











Cuando los hombres alcanzaron el poder, y las mujeres fueron relegadas a meras sirvientas , todos estos ritos fueron abandonados y olvidados de forma intencionada como se olvida algo que avergüenza. En la época clásica, los filósofos griegos no entendían ni querían entender los significados históricos de su propia mitología. Ninguno de ellos se ocupo de su estudio ni lo recomendaban a sus alumnos. Para ellos la mitología era necedad y superstición popular, de ese modo idealizaron la religión negando su verdadero sentido de comunión con la naturaleza divina o bien llegaron a posturas agnósticas y en algunos casos claramente ateas.