Max Heindel y el concepto Rosacruz del Cosmos





Carl Louis Grasshoff, (1865-1919) conocido por el nombre adoptado de Max Heindel (1), nació en Dinamarca y se nacionalizó en EEUU, entre 1909 y 1911 creó la Fraternidad Rosacruz, después refundada en EEUU, en 1915, por Harvey Spencer Lewis con el nombre de la Antigua y Mística Orden de la Rosa Cruz (Antiquum et Mysticum Ordo Rosæ Crucis), conocida como AMORC, y situada en San José (California). La Fraternitas Rosae Crucis, se refundó después, en 1920 por Reuben Swinburne Clymer, y se sitúo también en EEUU.







Max Heindel, en su libro “El concepto rosacruz del cosmos”, desarrolla y sistematiza, con más claridad aunque con cierta rigidez, las ideas de la teosofía de H.P. Blavatsky, radicalizando algo sus ideas, y añadiendo algunas otras originales y quizá extravagantes opiniones sobre los animales, los géneros humanos, la ciencia, etc.. 


(1) " Heindel, Max Heindel, Max (ps. de Carl Louis Fredrik Grasshof)  nacio el 23 de Julio de 1865 en Aarhus (Dinamarca) y falleció el  6 de Enero de 1919 en Oceanside (California)) de acuerdo con la  biografía escrita por su segunda esposa Frau Augusta Foss, (1865-1949), la cual ha sido tomada por casi  todos los  autores posteriores,  Heindel fué un miembro de la aristocracia. Sin embargo, de acuerdo con el registro de la iglesia y el certificado bautismal se  indica  que  fué  en  Aarhus el 15 de Octubre de 1865,  Heindel era hijo de un emigrante alemán de profesión panadero, Frantz Ludv. Trabajo en Nueva York entre 1895 y 1901 como mecanico de barcos. En 1903 se mudo a Los Angeles (California) buscando trabajo. Escucho las lecciones de teosofia de C.W. Leadbeater, y se asocio a la Sociedad Tesófica de Los Angeles, alli se hizo vegetariano y comenzo sus estudios de astrología, animado por su esosa.  Entre 1906 y 1907 realizo  una gira por EEUU dando conferencias sobre teosofia,  En 1907 viajo a Berlín donde tomó lecciones del Sr.  Rudolf Steiner,  por quien sintió una gran admiración,  aunque sus enseñanzas le parecieron poco apropiadas, para el caracter, mas pragmático, de los norte-americanos.   , " (Mas detalles en Dictionary of Gnosis & Western Esotericism




La lectura de este interesante libro puede resultar sorprendente para quién no conozca la obra de la Sra. Blavatsky, pero encontrará pocas ideas originales en caso contrario. La primera afirmación del Sr. Heindel que dejará perplejo al lector se refiere a su peculiar forma de entender las diferencias de genero entre los seres humanos, sin embargo, esto es quizá lo mas disculpable y menos criticable de sus ideas debido a la época en que vivió este señor, no obstante merece la pena que se comente pués da el tono de su pensamiento sobre los seres humanos y sus diferencias por otras razones distintas del genero.


Para Max Heindel los hombres y las mujeres se diferencian básicamente en la facilidad que poseen las mujeres para llorar y también que el origen del flujo femenino es mas fisico que “emocional”:

“…. La mujer da salida a sus emociones …. porque su cuerpo vital genera un exceso de sangre y la obliga a trabajar bajo una presión interna enorme que rompería las aberturas del cuerpo físico si no hubiera una válvula de seguridad, el flujo periódico, y otra válvula que son las lágrimas, y que limitan la presión en ocasiones especiales, pues las lágrimas son realmente una “hemorragia blanca”. (Max Heindel: "Concepto rosacruz del cosmos, o ciencia oculta cristiana", Editorial Kier, 1978,  pag 53)

El hombre puede tener, y tiene, emociones tan fuertes como las de las mujeres, pero generalmente puede suprimirlas sin lágrimas porque su cuerpo vital negativo no genera más sangre que la que puede dominar fácilmente.” (ob.cit. Pagina 54)

Más adelante, en el mismo libro,  nos ofrece unas personales opiniones sobre el espíritu de la tierra y su capacidad de sentir placer y dolor:

“La tierra es un cuerpo viviente y sensitivo, y todas las formas que carezcan de un cuerpo de deseos separado por medio del cual pueda el espíritu sentir, están incluidas en el cuerpo de deseos de la Tierra, y ese cuerpo siente. El romper una piedra o cortar una flor produce placer a la Tierra, mientras que arrancar una planta de raíz le produce dolor. Esto se explicará en la última parte de esta obra, porque ahora toda explicación sería incomprensible para la generalidad.” 
(ob.cit. Pagina 57)

Aquí Max Heindel exhibe una sensibilidad extraordinaria en lo ecológico, luego veremos como explica este asunto que el mismo juzga tan “incomprensible”. Debemos reconocer, aunque no estemos totálmente de acuerdo en el sentido literal de la afirmación, que como metáfora si que es válida y cada vez mas pertinente a la luz de los desastres ecológicos que se suceden cada día. 
Respecto a su "antropología", el Sr. Heindel, lamentáblemente,  no llego a superar, a pesar de ser un "iniciado" de indudable talento, la tradicion de caracter "racista"que a finales del siglo XIX influyó en numerosos personajes de la cultura europea:

“Los sentimientos de los animales y los de las razas humanas inferiores se refieren por completo a la gratificación de los deseos y pasiones más inferiores que encuentran su expresión en las regiones inferiores del Mundo del Deseo.” 
(ob.cit. Pagina 58)

Aquí ya empieza a ilustrarnos sobre lo que el entiende como “razas humanas inferiores”. Para empezar asimila a algunos seres humanos, aunque no los identifique,  con los animales. Esto situa el pensamiento del Sr. Heindel en un lugar bastante radical o extremo de este pensamiento. Poner en un mismo plano a los animales y las “razas humanas inferiores” es algo más que simple racismo, es decir, es algo más que el racismo que habituálmente se encuentra en la literatura de su época, y esto es algo importante que debemos explicarlo con mas detalle:

El racismo no es símplemente una "forma de pensar" diferente de otra "no racista" y por tanto podriamos erróneamente convenir en que estamos ante peculiaridades ideológicas iguálmente respetables.  El racismo es una autentica enfermedad o perversión  espiritual y tambien, quizá, como indican algunos psicólogos, en sus formas más extremas, un trastorno de la personalidad que puede llegar a convertirse en una enfermedad mental. El racismo se alimenta, basicamente, de la ignorancia y del egoismo, pudiendose encontrar toda una gama de racistas desde el más "light" (moderado) , que no suele ser sino el producto de una escasa cultura, hasta el racista "hard" (radical), cuya paranoia le convierte en un individuo sociálmente peligroso. Entre esos ultimos podriamos citar a los defensores del aparheid en Sudafrica o bien a los miembros del KuKusKlan en el sur de EEUU. Para un racista “light” habría bastado con hablar de razas humanas, en plural, unas superiores y otras inferiores, pero el “racismo rosacruz” de Heindel va un poco más lejos aproximandose al extremo "hard", al decir que algunas razas humanas no serían del todo humanas, sino equiparables, en ciertos aspectos o modos, a los animales, los cuales, en general,  “no son seres vivos del todo”, para el Sr. Heindel:

“Por esta razón, el animal no es un ser completamente “vivo”, es decir, no vive tan completamente como el hombre, ni es capaz de tener deseos y emociones tan sutiles como las de éste, porque no tiene plena conciencia.” (ob.cit. Página 61)

Y en consecuencia los humanos de razas inferiores tampoco serian seres vivos del todo. Al menos eso podemos deducir de las ingeniosas y quizá perversas ideas del Sr. Heindel. Debemos recordar que cuando se escriben y publican estos libros se  estaban produciendo, en su fase de mayor intensidad,  los conocidos genocidios de nativos en Africa, Australia y Norte America, no debe , por tanto, dejarse de dar importancia a estas ideas que podrían dar cobertura "espiritual" a los crímenes cometidos por los anglosajones en su expansión colonial. 

El Sr. Heindel desarrolla las ideas racistas de la Sra. Blavatsky, pero mientras en esa escritora el racismo es algo mas circunstancial y esporádico, Heindel lo sistematiza y justifica exténsamente. Blavatsky construye una antropología imaginaria con tintes racistas que más bién parecen fruto de prejuicios personales que le llevan a aborrecer a ciertas etnias, en particular a los Hotentotes australianos y los malayos. Sin embargo esto no parece suficiente para afirmar que su teosofia sea totálmente racista. Podrian eliminarse estos comentarios de su obra y esta subsistiria. La principal confusión sobre esto reside en el empleo de la palabra "Raza" y "Sub-raza". Esta terminologia es inadecuada para el objeto de la teosofia y podría disculparse, en parte, por el poco rigor que los primeros teósofos y tambien los primeros herméticos pusieron en el empleo de una terminología adecuada. Lo que en la teosofía y en el hermetismo se denominan "Razas" son los seres que se imaginan poblando cada "Ronda planetaria" por lo que habría sido mas apropiado idear un término a proposito.  

La critica del racismo en la Teosofia de Blavatsky se originó en sus primeros momentos, practicamente desde la publicación de "La doctrina secreta". Thomas Bourgine, como voz autorizada de la Hermandad Hermetica de Luxor, la logia londinese donde se iniciaron casi todos los primeros teósofos mas conocidos, denunció estas opiniones en su famoso libro "La luz de Egipto", pues las juzgaba contrarias a la espiritualidad del hermetismo y por tanto de la "verdadera teosofia".  Esta critica no tiene nada que ver con la crítica que desde posiciones religiosas próximas a grupos ortodoxos se hace de toda la nueva espiritualidad en su conjunto.  Para ilustrar esto con un ejemplo reproduciré las palabras de Thomas Bourgine, quien al criticar el racismo de la Sra. Blavatsky,  se expresa asi: 
Thomas Bourgine
"La única diferencia entre el Hotentote y genio intelectual de la moderna sociedad civilizada es la que marca la respectiva polaridad de sus almas. Es solo cuestión de opinión personal cual de los dos es el mejor o el más sabio. El encanto civilizado y los adornos personales de la sociedad no hacen más que equilibrar la cruda decoración del salvaje. La falsa teología y los cantos de la religión ortodoxa, combinadas con muchas erroneas teorías de la llamada ciencia, no hacen sino maquillar su bárbara ignorancia; muchos salvajes comprenden mejor las leyes de la Naturaleza que muchos de nuestros colegas profesores. Por ello resulta que el salvaje será el autentico vencedor de los dos  en la mayor parte de los casos, pues el no tendrá que des-aprender ni olvidar falsas opiniones dogmáticas. Y, finálmente, podemos añadir, que el caracter moral de cualquier salvaje se comparará muy favoráblemente con la moralidad de nuestras populosas ciudades..."  Thomas Bourgine (1881, The Light of Egipt vol I. pag 68)

Aunque muchos iniciados como el Sr. Bourgine, pudieron superar el racismo, hay que reconocer que las ideas racistas eran bastantes comunes y habituales entre personajes de su época, incluso hoy día. 

La teosofia participa de las ideas espirituales cristianas que se formularon con gran brillantez por el místico sueco Swedenborg, y que puede resumirse en su teoría de las correspondencias. Sin embargo el antisemitismo y el racismo de algunos autores son añadidos, a mi modo de ver innecesarios y que mas empañan que enriquecen su ideario. Un cristiano que leyera a Swedenborg no podria encontrar nada criticable en sus enseñanzas en ese sentido, sino que muy al contrario encontrará referencias solo a la "raza humana", asi en singular y nunca en plural, pues tanto el antiguo como el nuevo testamento son bastante claros en ese sentido. La contaminación de ideas racistas en la teosofía tiene su origen en la Sra. Blavatsky y derivó hacia algunos de sus mas entusiastas seguidores, pero eso no quiere decir que la teosofía sea una ideología esencialmente racista, por lo que se echa de menos una critica interna en profundidad que purifique lo que de positivo hay en estas creencias.       

Despues, el Sr.Heindel expone sus ideas sobre la psicología de los animales domésticos, donde parece dejare llevar por ciertas dosis de ingenuidad:

“Todo cuanto hacemos, decimos o somos, se refleja en torno nuestro. Esta es la razón de porqué piensan los animales domésticos. Son los más elevados de su clase, casi a punto de individualizarse, y las vibraciones mentales del hombre han “inducido” en ellos una actividad similar de orden inferior. Salvo esta excepción, el reino animal no ha adquirido aún la facultad de pensar.” (ob.cit. Página  62 )

El caballo Clever Hans en una sesión experimental
No explica bien, el Sr. Heindel,  esta diferencia entre animales domésticos y el resto de los animales, pero parece que se refiere a los animales de compañia que habitualmente encontramos en las sociedades europeas, en particular los perros y caballos. Sobre estos dos animales el Sr. Heindel sostiene unas opiniones realmente originales:

“Cuando, como ocurre en contados casos, la cabeza etérica de un caballo penetra en la cabeza de su cuerpo denso, el caballo puede aprender a leer, a contar y a ejecutar operaciones elementales de aritmética.….El perro más sabio que el caballo o que el gato, siente a menudo que hay algo que no comprende al ver aparecer a su difunto dueño y no poder lamer sus manos. Huirá asustado y confuso a acostarse en un rincón, con la cola entre las patas.”  (ob.cit. Página 68)

Los caballos a que se refiere el Sr. Heindel llegando a superar la aritmética elemental no deben ser sino los que se exibian en ferias en su epoca ya que coinciden los años en que se popularizo el caballo Clever Hans con la gira que realizó el Sr.Heindel en Alemania. La idea de los perros "mas sabios que los caballos" si es original y debe obedecer a alguna experiencia concreta que no nos explica, lamentablemente. Estas ideas no proceden de la tesofia como la formuló la Sra. Blavatsky, sino que forman parte de las aportaciones personales del Sr. Heindel.


Exibicion del caballo Clever Hans en Madison (Wisconsin)

  Entre 1900 y 1907 se hizo muy famoso en Europa y EEUU el caballo Clever Hans (su nombre alemán era der Kluge Hans). Este caballo de raza Orlov Trotter podía, sen su propietario, realizar operaciones aritméticasEl psicólogOskar Pfunst demostró, en 1907 que el caballo no realizaba ninguna tarea mental sino que reaccionaba al comportamiento del entrenador. Esto se denomina en psicoloa el "Efecto Clever Hans".
Por las fechas en que se popularizó este caballo es muy posible que la fuente de las ideas del  Sr. Heindel sobre los caballos proceda de las noticias de prensa o de los folletos de feria sobre los éxitos de Clever Hans, pues en H.P. Blavatsky no encontramos ideas parecidas y habituálmente ese es el origen de sus ideas. 
El propietario del caballo Clever Hans exibió la supuesta habilidad del animal en ferias y lo hacía altruístamente, pués estaba sincéramente convencido de que esas habilidades eran auténticas.  Efectívamente el caballo respondía con unos golpes de su pezuña delantera de forma correcta, en casi todos los casos, a unas sumas u otras operaciones aritmeticas, que el entrenador le mostraba, por ello podía pensarse que el caballo realizaba reálmente la operación aritmética o respondia a la pregunta que se formulaba 
Los exitos del caballo junto con el altruísmo de su propietario pusieron en jaque a la ciencia oficial durante algún tiempo, solo la perseverancia y el rigor investigador del psicólogo Oscar Pfunst pudieron desvelar este misterio y darle una explicación racional aceptable. Despues de muchas sesiones de trabajo con el caballo, el Sr. Pfunst llego a la conclusión de que el caballo solo respondia corréctamente cuando el entrenador conocia la respuesta correcta, asi, se vió que el caballo reaccionaba al estado de animo del entrenador y no a la propia pregunta. Cuando el entrenador no conocia la respuesta o bien no estaba a la vista del caballo, los aciertos no superaban la media de lo que se podria esperar por azar.

La pasión por la música del Sr. Heindel, se pone de manifiesto cuando concede a "los humanos inferiores", la capacidad de emocionarse con la música:

“Cuanto más elevado y espiritual es el individuo, más clara habla aquélla, y aun el salvaje se conmueve oyéndola.”  (ob.cit. Página 71)

Todo este cuadro se completa con sus opiniones sobre alimentación:

“Todos los bueyes pastan la hierba y todos los leones comen carne, mientras que lo que es alimento para un hombre es veneno para otro”, lo que es una ilustración de la absoluta influencia del espíritu–grupo que contrasta con el Ego que hace que cada ser humano necesite una porción de alimento diferente de la que precisa otro. Los médicos notan la misma peculiaridad al administrar medicinas. Estas actúan diferentemente sobre cada individuo, mientras que la misma medicina produce siempre efectos idénticos en dos animales de la misma especie debido a que todos los animales de la misma especie siguen los dictados del mismo espíritu–grupo y de la Ley Cósmica, y obran siempre similarmente bajo circunstancias idénticas.” (ob.cit. Página 73)

En su conjunto todas estas opiniones, presentadas como revelaciones espirituales dadas por supuestos “hermanos mayores”, forman parte de un imaginario psíquico, realmente curioso. Cuando se refiere a algún elemento conocido de la mitología exhibe opiniones, que toma de su maestra la Sra. Blavatsky,  que  parecen poco meditadas:

“Las tradiciones de la mitología y las leyendas de todo el mundo respecto a los gigantes de antiquísimos tiempos son absolutamente ciertas, pues entonces los hombres crecían tanto como los árboles, por las razones expuestas.”  (ob.cit. Página 124)

¿Es posible que Heindel pensara que los huesos fósiles de los dinosaurios pertenecieran a hombres gigantescos?, no podremos saberlo con total seguridad aunque es bastante probable. 


Siguiendo con la exposición del concepto rosacruz del cosmos, entre los elementos de mayor importancia en su ideologia racial no podía faltar la “sangre”, como vehiculo espiritual, el karma y la reencarnación:

La sangre se presenta como el portador del “ego”, lo que entroncará el pensamiento de Heindel con la "antroposofia", la orientacion teosófica excindida del nucleo principal y que creo el teósofo alemán Rudolf Steiner.  Heindel fué un gran admirador suyo y en 1907, gracias a la ayuda economica de su benefactora, Frau Dr. Alma von Brandis, viajo expresamente a Berlin para conocerle y asistir a sus lecciones, en aquellas fechas Steiner contaba con cuarenta y seis años y era una de las mas famosas y brillantes mentes de la teosofia de la vieja Europa. En ese viaje tuvo lugar el  misterioso encuentro, asi lo narra el propio Heindel, con un aun mas misterioso "Hermano Mayor de la Rosa Cruz", el cual, al parecer, le llevo a un templo secreto situado cerca de la frontera entre Alemania y Bohemia, donde permaneció por espacio de un mes. Esta estancia le marco para toda su vida y al poco tiempo decidió escribir el libro que estamos comentando, en su primera edición, de 1909, escribió una extensa dedicatoria a Steiner agradeciendole las enseñanzas recibidas :
“Desde la infancia hasta los catorce años, la médula de los huesos no forma todos los corpúsculos sanguíneos. La mayoría de ellos los suministra la glándula thymus, que es mayor en el feto, y gradualmente va disminuyendo conforme se va desarrollando la facultad individual del producir sangre, al crecer el niño. La glándula thymus contiene, por así decirlo, cierta existencia de corpúsculos proporcionados por los padres y, por consiguiente, el niño que toma la sangre de esa fuente no comprende su individualidad.Hasta que el niño mismo no haga su sangre, no pensará de sí mismo como que es un “yo”, pero cuando la glándula thymus desaparece a los catorce años, entonces el sentimiento del “yo” se expresa completamente, pues entonces la sangre es producida y dominada enteramente por el Ego.”  (ob.cit. Página   )

El conocimiento del Sr. Heindel sobre la glandula Thymus era algo elemental pués el Thymus no "produce la sangre", sino que forma parte del sistema linfático y su tarea es modificar los linfocitos para que distingan las células propias, de otras invasoras que se deben eliminar. Los Linfocitos ya modificados se les llama "Linfocitos T", y entran en el torrente sanguíneo llegando hasta las placas de Peyer, los ganglios linfáticos, el bazo y las amígdalas, que son los organos encargados de protegernos de infecciones externas. El Thymus produce hormonas que controlan y regulan los linfocitos T. La glandula crece hasta la adolescencia, despues se atrofia, pero sigue funcionando toda la vida, no desaparece indica el Sr. Heindel. La idea del Thymus productor de sangre esta relacionada con el interes de unir sangre con alma o "espiritu de raza".

Así mismo, la diferencia entre la moralidad de los pobres y la moralidad de los ricos también es algo que a Heindel le preocupa, el pensamiento social rosacruz esta expresado sinteticamente en este parrafo::

“Uno vive lujosamente; el otro tiene que roer su pobre mendrugo. El uno posee una buena educación moral y un ambiente de elevados ideales; el otro es colocado en un ambiente mezquino y enseñado a mentir y a engañar, y cuanto más bien lo hace más éxito tiene. … ¿Es justo recompensar al uno por vivir honestamente cuando ha sido colocado en un ambiente tal que es sumamente difícil que peque, o castigar al otro que se encuentra tan constreñido que apenas puede tener idea de lo que constituye la verdadera moralidad? “  (ob.cit. Página 134)

Parece que para Heindel los ricos estarían más determinados al bien que los pobres. Esta opinión deja perplejo a cualquiera, ¿como podrá deducirse esa supuesta dificultad de los ricos para “pecar”?, o esa extraña correlación entre “vivir lujosamente” con la “educación moral” y los “elevados ideales”. Para Heindel el "pobre" no puede tener apenas idea de lo que constituye la verdadera moralidad, esta debe por tanto ser patrimonio de los "ricos". La vida rodeado de  lujos y por tanto en un ambiente de "elevados ideales" y "buena educacion moral" es, para el Sr. Heindel, la mejor garantia contra el pecado, asi que el "pobre" tendrá más merito si es capaz de escapar a su tendencia natural de mentir y engañar a causa de los pobres mendrugos con que se alimentó. El pensamiento social rosacruz del Sr. Heindel muestra una actitud psicológica que posiblemente refleje las vivencias personales familiares en su infancia. Las ideas sociales no son algo esencial en su pensamiento y se apartan del  conjunto de ideas que habitualmente constituye la tesofia de los diferentes autores. 

En cuanto a sus ideas sobre el karma y la reencarnaron, que llama “renacimiento” y “ley de la consecuencia” no son muy originales pues los toma de su profesora la señora Blavatsky, pero expresado en forma aparentemente siniestras:

“La ley de Consecuencia exige un ajuste exacto de cuentas. La muerte “no lo paga todo”.  (ob.cit. Página 137)

Heindel concede una reencarnación extraordinariamente rapida a los niños con muerte prematura, lo cual es algo que no se encuentra en ningún otro teósofo de su epoca:

“… los niños menores de catorce años no pasan por todo el ciclo completo de vida…. Simplemente pasan a las regiones superiores del Mundo del Deseo y allí esperan una nueva encarnación, la que generalmente tiene lugar dentro de los veinte años después de la muerte."  (ob.cit. Página 149)

No obstante, no debemos dejarnos llevar por todas estas precisiones de detalles no esenciales a la teosofia del Sr. Heindel. Para que no tengamos dudas de a quien dirige su mensaje espiritual nos dice claramente que:

“Sin embargo, como el Cristianismo es la religión de la raza más avanzada, debe ser la religión más avanzada también, y debido a la eliminación de estas doctrinas de sus enseñanzas públicas, la conquista del mundo material ha sido hecha por los anglosajones y teutones, en lo que esta fase de desarrollo ha sido llevada a su más alto grado.”  (ob.cit. Página 146)

Para el Sr. Heindel los anglosajones y los teutones gobernarán el mundo, entre otras cosas,  por ser cristianos. Esta es una ideología político-teológica auténticamente simple, en definitiva resulta una buena estrategia de "marqueting" para su difusión entre anglosajones y alemanes. Lo verdaderamente paradójico o sorprendente es que esta ideologia se halla podido extender entre otros pueblos no anglosajones ni teutones y en particular en el ambito latino. 

A continuaron nos explica con mas detalle su racismo espiritual, que basa en la teoría de los “rezagados”. La posicion de estos "rezagados" en su esquema general puede verse en el "esquema 10" que reproducimos en este articulo y que pertenece  al libro que comentamos aqui.  Para el Sr. Heindel hay dos tipos de “rezagados”: los “rezagados” del periodo de saturno, es decir los antropoides o monos; y los rezagados del periodo lunar, que son los “mongoles, africanos y todas las demas razas inferiores.”

Sobre los primeros, es decir los antropoides, segun el Sr. Heindel, resultan, en su evolucionismo, no anteriores al hombre, sino posteriores. Plantea, pues, una evolución al revés, no el hombre como evolución de un animal antropoide, sino los monos como una degeneración de humanos a causa de algunos pecados. Dejando a un lado esta idea, que Heindel toma, aunque en forma algo distorsionada, de Blavatsky, veamos que dice de los rezagados lunares:

“A mediados de la quinta revolución del Período Lunar , cuando los Serafines dieron el germen del espíritu humano a los adelantados que estaban reparados para seguir adelante, se encontró que a algunos les faltaba algo y, por lo tanto, no podían recibir todavía el impulso espiritual que despertara en ellos al triple espíritu."  (ob.cit. Página 199)


(ob.cit. Página 200)
Ahora ya se entiende mejor porque el Sr. Heindel ponía en el mismo nivel a los animales y a las “razas humanas inferiores”, pero si queda alguna duda, lo aclara aun más:

“Aquellos de la clase segunda, en quienes se podía efectuar la división mencionada, se elevaron hasta el reino humano, pero se le dió el espíritu interno un poco más tarde que a los de la clase 1º. Por lo tanto, no están tan desarrollados como los de la clase 1º y forman, en consecuencia, las razas humanas inferiores.” (ob.cit. Página 205)

De todo esto llegamos a la conclusión que las ideas de este iluminado rosacruz, que tanto éxito tuvo en el plano organizativo mezclando enseñanzas esotéricas, cristianas y euro céntricas con las elucubraciones de H.P. Blavatsky, son, sin embargo, un retroceso espiritual desde la altura a que llegaron otros ilustres rosacruces de su época, que no compartían ideas tan racistas ni tan reaccionarias como las del Sr. Heindel. En general para guia de quién desee adentrarse en este mundo espiritual debe señalarse que toda la corriente de pensamiento que arranca en la tesofia de Blavatsky suele estar infeccionada de las ideas mas reaccionarias y de orientación proto-fascista, sin embargo no todo el espiritualismo moderno es así, veanse autores como Max Theon (filosofia cosmica) , Davidson, Cóleman, etc, 

En EEUU se han desarrollado corrientes de pensamiento espiritual de orientación liberal que mantienen posturas contrarias a esta otra que comentamos, por ejemplo, CC Zain (Elber Benjamin), los cuales no defienden los postulados pseudocientíficos de  Heindel o de Blavatsky. Este ultimo comentario resulta necesario hacerlo ante la difusión enmascarada que tienen hoy en los medios de comunicación, el cine o la televisión,  las ideas neo-fascistas de la moderna teosofia de Urantia,  Alice Bailey, el New Age, etc., y la confusión que suele aparecer entre los criticos de este pensamiento, quienes parecen meter dentro de un mismo saco todos los movimientos espirituales modernos sin distinción, en beneficio de posturas religiosas tradicionales.