Estudios biblicos independientes: los profetas Esdras y Neemias.

Estudios bíblicos independientes: los profetas Esdrás y Neemías nos enseñan xenofobia y odio racial.
Esdrás es nombrado gobernador de Israel por el Rey persa Artajerjes

La Biblia nos enseña xenofobia y odio racial como algo meritorio a los ojos de Diós. Como algo espirituálmente positivo. Esdrás es el dirigente judío que llevado de un odio racial sin límites y animado por un poder que supuestamente le da el Rey persa Artajerjes, impone a Israel una legislación xenófoga de una crueldad extrema. 

(Relacionar a Esdras con el Rey Artajerjes resulta algo presuntuoso, quiza una licencia piadosa de los redactores biblicos. El antepasado de Artajerjes y fundador de la dinastia, Ciro, reformó la politica de Persia, otorgando libertad a todos los pueblos que conquistaba, incluso redimía a los esclavos, por ello se le conoce por ser el primer  legislador de derechos humanos de la historia. Tanta contradicción con las reformas tiránicas de Esdrás han hecho suponer a algunos investigadores que el relato del poder real que presumía tener el profeta fuera falso y dicha historia se redujera, en realidad, al recuerdo de un golpe palaciego llevado a cabo por una facción extremista y radical del clero israelita. La introducción del Rey Artajerjes en esta historia buscaría dar un barniz de legitimidad al relato.)
  
Ciro el Grande, el primer rey de la Persia antigua, conquistó Babilonia en el año 539 a.C. dió libertad a los esclavos, dió libertad de religión y exigió la igualdad entre razas. Muchos judios aprovecharon estas reformas para volver a Jerusalén. Esta legislación se recoge en el cilindro de barro escrito en acadio-cuneiforme conocido como "Cilindro de Ciro", es la primera legislación conocida sobre derechos humanos, la ONU la ha traducido a seis idiomas modernos y su contenido se refleja en los cuatro primeros artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.


Cuando Ezra llega a Jerusalen con los poderes para dirigir la comunidad judía, con capacidad para juzgar y condenar a quién se oponga a sus directrices, exije la expulsión de todas las mujeres extranjeras que se hallan casado con judíos y de los hijos que tuvieran, de esta forma realiza una limpieza étnica de carácter cruel y racista. El redactor bíblico nos presenta estas acciones como un gran progreso para el mantenimiento de la pureza racial de Israel, cosa que pretende ser lo mas grato a su Dios. Cuando se refiere a “mujeres extranjeras se refiere a las nativas del pais, pues para Esdrás, ser extranjero es similar a no-judio.

(Esto recuerda las Leyes de Nuremberg de 1935  que prohibían los matrimonios mixtos de alemanes con judios, a los judíos se les prohibia contratar sirvientas alemanas jovenes (< 45 años), las relaciones sexuales entre entre mujeres judías y hombres arios se castigaba con con multas y cárcel. En caso de reincidencia se podria aplicar la pena de muerte.
Paradojicamente, la mixofobia de los judios acabo volviendose en su contra pues durante muchos siglos las monarquias cristianas aceptaron esa perversa ideologia (la mixofobia) para discriminar  a moros,  judios, negros, mestizos, indios, etc, etc   )

Al llegar a Jerusalen, le presentan la queja los mas fanáticos de los judíos

”El pueblo de Israel , los sacerdotes y los levitas no se han separado de las abominaciones de las gentes del país, - cananeos, hititas, perizitas, jebuseos, amonitas, moabitas, egipcios y amorreos – pues han tomado para si y para sus hijos mujeres de entre las hijas de ellos, la raza santa se ha mezclado con las gentes del país, los jefes y los consejeros han sido los primeros en cometer esta rebeldía.” (Esdrás 9,1)

Para estos profetas fanáticos su raza es santa y no debe por tanto mezclarse con otras gentes, considerando como abominable la confraternización con los habitantes del país

Recordando a otros profetas anteriores , Esdrás exclama: “La tierra en cuya posesión vais a entrar esta manchada de la inmundicia de las gentes,que la habitan... así pues no deis vuestras hijas para sus hijos, ni toméis sus hijas para vuestros hijos; no busquéis nunca su paz ni su bienestar, a fin de que podáis haceros fuertes, comáis los mejores frutos de la tierra y la dejéis en herencia a vuestros hijos para siempre. ...” (Esdrás 9,11)

La orden de no dar jamas la paz ni el bienestar de los nativos es de una crueldad extrema, el egoísmo de estos dirigentes los convierte en auténticos promotores del terror racial y religioso que tanto daño ha hecho y hace hoy en todo el mundo. Como estos actos de terror se organizan y ejecutan desde el Estado, se puede decir que las acciones de Ezra constituyen actos de "Terrorismo de Estado", de forma similar a las ejecutadas por los nazis alemanes.
Tanto ayer como hoy la intolerancia y el fanatismo es origen de dolor y de terror. La expulsión ordenada por Esdrás de las esposas no judias y sus hijos resultó una limpieza étnica selectiva que trató de justificarse desde un punto de vista religioso evidenciando la perversión moral de sus autores. Resulta de un cinismo extremo pretender su legitimidad política a partir un régimen como el persa aqueménida que se distinguió por políticas tolerantes y alejadas del fanatismo.

reunida la asamblea del pueblo de Jerusalén, los ciudadanos que se habían casado con mujeres no judías se confiesan públicamente y expresan su arrepentimiento, sincero o forzado para evitar las consecuencias posteriores:, y Esdrás dijo “... hemos sido rebeldes a nuestro Dios, casándonos con mujeres extranjeras, tomadas de entre las gentes del país. Ahora bien, … hagamos un pacto con nuestro Dios, comprometiéndonos a echar a todas las mujeres extranjeras y a los hijos habidos con ellas … se pregonó un bando en Judá y Jerusalem diciendo que todos los deportados se reunieran en Jerusalem y que todos aquellos que no vinieran en el pazo .. verían consagrada al anatema toda su hacienda. …. Se levantó Esdrás y les dijo “ habéis sido rebeldes al casaros con mujeres extranjeras, … Se hizo una lista de sacerdotes que se habían casado con mujeres extranjeras ... todos echaron tanto a sus mujeres como a sus hijos …. (Esdrás 10)
El poder absoluto entregado a Esdras es utilizado para oprimir y limpiar etnicamente  a Israel

aquí se pone de manifiesto la cobardía de los sacerdotes al plegarse sin resistencia a una orden tan injusta y de tan extrema violencia.

...se comprometen con juramentos a no dar nuestras hijas a las gentes del país ni tomar sus hijas para nuestros hijos … (Neemias 10)

vi también en aquellos días que algunos judíos se habían casado con mujeres asdodeas, amonitas, moabitas, De los hijos la mitad hablaban asdodeo, o la lengua de uno u otro pueblo pero no hablaban judío. Yo los reprendí y los maldije, hice azotar a algunos de ellos, y arrancarles los cabellos, y los conjuré en nombre de Dios “no debéis dar vuestros hijos a sus hijas, ni tomar ninguna de sus hijas por mujeres para vosotros mismos o vuestros hijos. … ¿se tendrá que oír de vosotros que cometéis el mismo gran crimen rebelándoos contra vuestro Dios, casándoos con mujeres extranjeras.? (Neemias 13)

Estas enseñanzas, tan llenas de odio y extremismo político no es disculpable ni siquiera argumentando la antigüedad de los textos, como si en aquellos remotos tiempos esto fuera normal. La lectura de otros textos antiguos demuestra justo lo contrario, que los matrimonios mixtos no estaban mal vistos en general sino vistos como algo normal. El texto tomado como inspiración divina añade veneno espiritual para alguien incauto que creyera estar ante una creación celeste o un mensaje didáctico divino.