Consumo responsable y trabajo etico

Trabajadora herida en el desplome del edificio Rana Plaza en Bangladesh,
donde se ubicaban los talleres de las firmas internacionales

Por un consumo responsable, apoyemos el trabajo ético


Las víctimas del derrumbe de los talleres  textiles en Bangladesh de las empresas multinacionales, producido el 24 de abril del 2013 a las 09:00 am, aún no han cobrado las miserables indemnizaciones, 6 meses después del desastre que acabo con la vida de casi 1200 trabajadores y dejo mas de 2000 heridos muy graves.

Fuente: ONG Solidarity Center, basado en entrevistas a 900 supervivientes y familiares de víctimas / HEBER LONGAS / EL PAÍS (FOTOGRAFÍA: ANDREW BIRAJ (REUTERS).)


Tan solo Primark ha prometido dar (al parecer aún no ha pagado nada, pero se cree que está en ello) una ridícula ayuda, de 140 dolares a los afectados, las demás empresas racanean miseráblemente  para evitar pagar las indemnizaciones, a pesar de lo exiguo de su monto.

Los heridos, cerca de 2000 quedaron con secuelas tan graves que en su mayoría no podrán trabajar  mas, quedando inválidos de por vida  y sin pensión de invalidez ni nada que se le parezca, pues las leyes de ese pais protegen a las empresas internacionales en lugar de proteger a sus ciudadanos.

Asi, con impuestos pequeños  y corrupcion alta, salen beneficiadas las empresas (occidentales y locales) y los politicos y funcionarios locales, dejando a los trabajadores sin casi ninguna cobertura social., las protestas se reprimen a palos o a tiros y los muertos se entierran sin demasiado ceremonial.

Edificio Rana Plaza antes de caer

Edificio Rana Plaza después del derrumbe
Los consumidores de las grandes marcas mencionadas no hemos reaccionado y seguimos consumiendo esas prendas de ropa manchadas con la sangre de tantos inocentes, impasibles ante tanto dolor e injusticia. Las autoridades locales han dado muestras de complicidad interesada con esas empresas y no les exigen casi ningún requisito para ofrecer un mínimo de seguridad laboral a sus trabajadores. Las únicas medidas que se están tomando son ser meras acciones cosméticas para evitar el escandalo y la reacción de los consumidores. Para ello en lugar de exigir medidas de seguridad y salarios dignos, se gastan grandes cantidades de dinero en campañas de publicidad en los medios internacionales de modo que no llegue la verdad a los consumidores, que en definitiva son los únicos que pueden obligar a estas empresas a trabajar de forma ética.

La explotación de los obreros por estas empresas es de tal magnitud, salarios de entre 28 y 75 euros al mes y ningún sistema de seguridad social, que parece incomprensible que nadie que tenga un mínimo de decencia pueda contribuir al enriquecimiento de esos piratas modernos disfrazados de honorables empresarios.

Víctimas del accidente han sido olvidadas por las empresas
Estas grandes firmas multinacionales pretenden quedar ajenas a estos crímenes, aparentando no tener responsabilidad en tantas muertes que se suceden tan continuamente. Estas grandes empresas multinacionales son los auténticos responsables de la miseria de muchos países, y sus clientes, es decir nosotros, somos colaboradores necesarios en la creación y en el mantenimiento de esa miseria global, de ese moderno genocidio, al que asistimos indiferentes como si no tuviéramos nada que ver en el asunto. Si al ver las prendas de ropa de estas empresas en sus escaparates y en sus expositores, viéramos impregnadas en ellas las manchas de sangre y las gotas sudor de tantos seres humanos explotados y envilecidos con salarios de hambre, quizás por pudor, o quizás por solidaridad, miraríamos a otro sitio y comprariamos una prenda quizás algo mas cara , quizás no tan de moda, pero confeccionada de forma justa y ética. 


EMPRESAS ESPAÑOLAS en Bangladesh (Fuente Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación)
El sector textil es la actividad económica en la que existe una mayor presencia española, a través de un creciente número de empresas de diversa envergadura.
Las importaciones españolas se concentraron prácticamente todas en el sector de confección textil (un 95%). Muchas de estas importaciones son efectuadas por empresas españolas que compran en Bangladesh. Los fabricantes suelen ser bangladeshíes, a menudo muy dependientes en diseño, estándares económicos
y sociales y distribución a estas grandes empresas, si bien formalmente no suele existir vinculación jurídica. También hay otras, de tipo medio, que surten luego a minoristas de pequeña y mediana dimensión en España. Finalmente hay algún fabricante que ha establecido su empresa directamente en Bangladesh
y exportan su ropa a España en buena medida.
Sector Textil: 
Inditex,
El Corte Inglés,
JHK Trader,
Angel Composite knitting Industries Ltd,
Kento Asia,
Losan,
Nath, Phamton-Tac,Euromode,
B-YO-KOM.
Otros sectores:
Cementos Molins
Roca.
ADVANCED LOGISTICS GROUP (Grupo Europraxis).
INDRA.
COBRA – ACS.
ISOLUX CORSAN.
CEMENTOS MOLINS


Camboya: Policía dispara a huelguistas; 3 muertos

AP| El Universal
03:06PHNOM PENH, Camboya | Viernes 03 de enero de 2014


Al menos tres personas murieron y varios resultaron heridos después que la policía disparó a una manifestación de trabajadores textiles en huelga en Camboya, con el objeto de dispersarla
Las principales marcas que fabrican en Cambodia son GAP, H&M, Levi-Strauss, Adidas, Wallmart, C&A, ZARA, CORTEFIEL, …




DESPUÉS DE UNA PROTESTA POR SUS CONDICIONES SALARIALES                                                                              

Marcha de trabajadores textiles en Camboya para reclamar un mejor sueldo

Una veintena de empleados de la empresa resultaron heridos por las cargas policiales

 Phnom Penh 29 MAY 2013 - 19:57 CET
Cerca de 3.500 trabajadores de una fábrica textil de Camboya han vuelto a protestar este miércoles ante las puertas de la factoría tras la manifestación que el lunes dejó más de 23 heridos por las cargas de la policía antidisturbios. Los empleados, en su inmensa mayoría mujeres, habían bloqueado una carretera en protesta contra de la negativa de la dirección a ofrecerles subidas salariales. La fábrica elabora ropa para la firma estadounidense Nike.
Según el sindicato que organiza a los trabajadores, una de las víctimas de la manifestación fue una mujer embarazada, que perdió el bebé que esperaba después de que la policía la tirase al suelo. El portavoz de la policía militar camboyana, Jeng Tito, negó que las fuerzas de seguridad hubiesen utilizado la fuerza contra los empleados y afirmó que varios manifestantes habían herido a policías a pedradas.
Los trabajadores de la fábrica, situada en la provincia de Kampong Speu, al oeste de Phnom Penh, la capital del país, perciben un salario de cerca de 74 dólares (57,20 euros) al mes. Según el presidente del sindicato, Sun Vanny, los empleados llevan desde el día 21 pidiendo una ayuda económica adicional de 14 dólares (10,80 euros) para pagar el transporte, el alquiler y los servicios sanitarios.