CARTAS PROGRESADAS


Pronosticar siempre ha sido una de las actividades que más ha intrigado a las personas en todos los tiempos. Desde el punto de vista astrológico se han estudiado diferentes técnicas de pronostico que han ido evolucionando a través del tiempo. Básicamente en la actualidad se utilizan dos técnicas: las progresiones y las direcciones.

El pronóstico de la influencia astrológica o lo que podríamos llamar el pronóstico del "clima astral" , por analogía con el "clima físico", es el objeto de estas técnicas. Como cualquier otro pronóstico puede aceptarse como parte de un conjunto mayor de factores, pero no como la condición absoluta que produciría sus consecuencias precisas sobre el plano físico, ya que el resultado final, el suceso o evento, será la consecuencia de la suma de otras influencias además de las astrológicas.

Según E. Benjamín, el horóscopo natal y las cartas progresadas pueden ser entendidas como un libro informativo, el índice muestra lo que contiene el libro y los capítulos dan los detalles. La carta natal es como el índice, y al igual que el libro contiene aquello que puede incluirse en los capítulos del libro. Las cartas progresadas son como los capítulos, contienen detalles solo de aquello que esta indicado en el índice, es decir en el "radix". Así que si la carta natal puede considerarse como algo permanente, ya que representa la estructura y composición del cuerpo físico y la individualidad, el sistema de progresiones puede considerarse que representa los cambios que se producen a lo largo del tiempo y siempre dentro de los limites impuestos por el nacimiento.

Los 12 signos del zodiaco salen y se ponen en un periodo de 24 horas, los planetas continúan moviendose por el zodiaco cambiando sus posiciones y relaciones entre ellos. Por ejemplo, si el Sol se encontraba a 1º de un signo cualquiera en el radix, y Júpiter estaba a 20º de ese mismo signo, el Sol llegara a la misma posición de Júpiter 19 días después del nacimiento. En este ejemplo, al ser Júpiter un planeta benéfico su influencia debería ser buena, pero si ha sido herido por un aspecto discordante es posible que esos efectos benéficos no se manifiesten.

La rotación de la Tierra sobre su eje aparentemente causa que los signos se muevan a un promedio de 1º cada 4 minutos; así que en 24 horas, el zodiaco completo de 360º ha cruzado aparentemente el horizonte de cualquier punto de la Tierra. En esas 24 horas la Tierra a avanzado 1º en órbita alrededor del Sol, y en ese movimiento ha consumido 24 horas y 4 minutos aproximadamente. Si vemos unas efemérides cualquiera, observaremos en la columna de la Hora Sideral - HS- (Sideral Time) que esta HS avanza 4 minutos diarios de acuerdo al avance de un grado de la Tierra en su órbita. Por esta razón, en los cálculos astrológicos decir que un día equivale a un año, es lo mismo que decir que 1º del Medio Cielo (el avance diario del MC) equivale a un año.

De acuerdo con lo anterior, las progresiones planetarias nos darán el "clima astral" por adelantado a partir de ciertas posiciones planetarias. A esas posiciones planetarias las llamaremos POSICIONES PROGRESADAS. Las Posiciones Planetarias Progresadas para una fecha determinada f(a) , son las posiciones planetarias correspondientes a otra fecha f(b), de modo que entre la fecha f(a) y la fecha f(b) exista una relación de proporción determinada. Según que relación de proporción utilicemos, tendremos tres tipos de progresiones:

 
- Tránsitos -



Así pues, si para un nacido (n) en el momento m(n) deseamos conocer la composición del clima astral en la fecha f(a), debemos calcular un horóscopo para la fecha progresada f(b). Sera la armonía o la tensión de ese horóscopo y de su relación con el horóscopo natal lo que nos revelará la característica del clima astral en la fecha f(a) de nuestra consulta.